Los jugadores de Fight Night Champion, última instancia de la franquicia pugilística de Electronic Arts, se llevaron una desagradable sorpresa al adquirir su copia del juego. El título ha llegado completamente en inglés (ni siquiera traducido) a los mercados hispanohablantes, lo que ya de por sí resulta vergonzoso acorde a los precios impuestos, pero no vamos a ahondar en la vieja polémica del doblaje. Lo más preocupante es que en el interior de la caja se encontraba única y exclusivamente el disco de juego.

¿Echáis algo en falta? Exacto, el tradicional manual de instrucciones. No es ésta una crítica fruto del purismo o la costumbre. Mi queja radica en los abusivos precios, que cada vez resultan más difíciles de justificar aludiendo al multimillonario presupuesto tras cada desarrollo.

Es cierto que en los últimos años los manuales han perdido toda su utilidad, que los juegos se decantan por desentrañar su mecánica en primeras fases a modo de tutorial, quedándose los impresos en meros panfletos de cuatro o cinco páginas que nadie acaba por consultar. Está bien, podemos asumir que dichas páginas han dejado de tener sentido, aunque no olvidemos que ésto es así porque las compañías las han descuidado, ofreciéndonos ejemplos verdaderamente inútiles.

Lo que no es de recibo en ningún caso es que esta rebaja en el coste de impresión, más elevado que el de duplicación de discos o adquisición de cajas (cada vez de peor calidad) no redunde en el consumidor. Un usuario bastante harto ya de que los precios de juegos originales suban y suban hasta límites impensables hace unos años.

En España más concretamente, los escandalosos 69€ por juego que se estandarizaron con la llegada de Xbox 360 en noviembre de 2005, han empezado a dar paso a unos sutiles 72.95€. Hablamos de precios aplicables en su día a ediciones coleccionistas y que ahora nos quieren cobrar por juegos que ni siquiera incluyen un anecdótico manual de instrucciones, títulos que nos llegan sin adaptación lingüística alguna y que en muchos casos dejan bastante que desear jugablemente hablando.

En mitad de semejante robo, una compañía de la magnitud de EA, viene y asegura sin remordimiento alguno que a partir de ahora es lo que toca. Esto es, a todos aquellos ingenuos que volvieron a la tienda para reclamar que su copia de Fight Night Champion venía sin manual, ésta les ha dicho que no hay error alguno y que esperen el mismo trato en el resto de sus juegos deportivos de ahora en adelante.

Se acabaron los manuales de instrucciones, pero vamos a seguir encareciendo poco a poco el precio de nuestros juegos, porque sabemos que váis a seguir comprándolos -parecen decir.

Yo les pregunto ¿estáis seguros? ¿podemos hacer algo para evitar este consentido atraco a mano armada? Hay que hacer algo, porque compañías como Ubisoft ya se han mostrado interesadas en seguir estos pasos. Aunque claro, teniendo en cuenta que la distribución digital equipara (incomprensiblemente) precios físicos, tal vez hasta tengamos que dar gracias de que las carátulas de los juegos nos lleguen impresas en color…

Vía: [**Ecetia**](http://ecetia.com/2011/03/ea-suprimirara-los-manuales-de-instrucciones-en-papel-de-sus-franquicias-deportivas)

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.