#nolesvotes ya no es lo que era

Desde que hace casi dos años ya el Ministerio de Cultura de España, capitaneado por la ministra Ángeles González-Sinde, introdujera dentro del marco de la Ley de Economía Sostenible (LES) la aberración jurídica bautizada como Disposición final segunda (conocida también por el nombre de Ley Sinde), las campañas de protesta contra la normativa se han sucedido sin descanso siendo #nolesvotes una de las más destacables por todo lo que plasmaré seguidamente.

Si echamos la vista atrás vemos que en un primer momento #nolesvotes fue simplemente lo que leéis, un hashtag de Twitter con el que muchos empezaron a acompañar sus tweets dentro de la plataforma para hacer ver a los partidos políticos pro-LeySinde que si apoyaban la norma, ellos les castigarían privándoles de su voto en las próximas elecciones municipales del 22 de mayo. Pero eso fue hace meses y hoy por hoy #nolesvotes ya no es lo que era, es mucho más: todo un movimiento, sin colores ni dirigentes, de regeneración democrática.

Aunque el principal objetivo sigue siendo castigar a PSOE, PP y CiU por aprobar la Ley Sinde, actualmente #nolesvotes se ha convertido en un movimiento de todos y de nadie que está:

  • Aglutinando el descontento generalizado que existe hacia los partidos políticos (especialmente PP y PSOE por ser lo mayoritarios) por muchas de sus políticas y prácticas.
  • Promoviendo el debate social en torno a la actualidad política, proporcionando material para el mismo constantemente.
  • Redescubriendo al ciudadano el voto haciéndole ver la importancia del mismo en democracia.

Y no lo digo yo, lo dicen los hechos. Por ejemplo en la wiki de #nolesvotes ya no solamente nos encontramos con textos protagonizados por el término Ley Sinde y relacionados; no, ahora también hay desde un mapa de la corrupción política española hasta una página con información clara y concisa que muestra cómo los principales partidos están degradando nuestra democracia. Por otro lado si uno se da un paseo por el hashtag #nolesvotes en Twitter, se encuentra con dos cosas interesantes; una, que no paran de publicarse nuevos tweets acompañados de la etiqueta, y dos, que dichos tweets no van solamente de la Ley Sinde sino que en muchos de ellos se hacen toda clase de denuncias y otros tantos muestran enlaces hacia informaciones de actualidad política.

Además de por esta sorprendente mutación y su propina naturaleza descentralizada a la par que anónima, #nolesvotes también destaca por los números que ha cosechado en muy poco tiempo (y alguna otra cosa como su nominación a los premios BOBs). En la misma wiki del proyecto existe una página de estadísticaspara hacer seguimiento al movimiento” en la que se puede leer que:

Finalmente la pregunta que probablemente muchos os estaréis haciendo es si el movimiento #nolesvotes tendrá algún impacto claramente identificable en las próximas elecciones municipales españolas. Contestar la cuestión de forma empírica es inviable, pero hay pistas interesantes que nos demuestran que el movimiento ha alcanzado el suficiente peso como para poner nerviosos a unos cuantos y que otros tantos lo valoren como algo serio. Por ejemplo en febrero se filtró que un documento interno del PSOE alertaba de la posibilidad de que la campaña en la red les podría hacer perder hasta medio millón de votos y más recientemente varios expertos en comunicación online y electoral consultados por Expansión concluyeron que no hay que perderle la vista a #nolesvotes.

Dicho todo esto según servidor lo más importante, y por lo tanto con lo que todo el mundo debería quedarse, es que #nolesvotes supone un punto de inflexión por que demuestra como gracias a la red ahora la ciudadanía puede crear organizaciones muy poderosas que los son por su propia naturaleza (descentralizadas, sin dirigentes, “hiperdemócratas” y a las que se pueden sumar muchos muy rápido), y por que está sentando bases fundamentales a seguir para organizar y convertir en acción digital y física los consensos de disconformidad futuros nacidos en la red alrededor del asunto que sea.

Más de: LEY SINDE, NOLESVOTES
hazte socio

Recomendados