El colectivo lanzó en el día de ayer otro ataque dentro del conocido movimiento Operation Payback dirigido a la Industria de la música y el cine, más concretamente a las sociedades gestoras de autor, con el copyright como telón de fondo. Si hace unos días os hablábamos de la ofensiva a la web de BMI, una de las tres organizaciones de derechos de difusión de Estados Unidos, en este caso se trata de la RIAA, asociación que representa a la mayor parte de la industria discográfica. El motivo, la histórica demanda de las discográficas a Limewire, quienes pedían unas indemnizaciones que suponían más ingresos que todo lo que habían ganado en su historia: 75 billones de dólares. Anonymous lo explicaba así:

La RIAA lo ha vuelto hacer y es el momento de actuar. Más ambiciosos que nunca , han demandado a Limewire poe 75 billones de dólares, doce veces más que la deuda nacional de Estados Unidos. Esa es la cantidad que quieren y este es el sistema legal actual. ¿Vamos a quedarnos sin hacer nada? Por supuesto que no. Vamos a mostrarles lo que pensamos

Esta desorbitada cifra venía dada por 13 discográficas que demandaron a Limewire como reclamación de las reiteradas vulneraciones de copyright que se incurrieron en el programa. Como decía, esos 75 billones de dólares por daños suponían una cifra superior a las ganancias de las compañías desde la invención del fonógrafo en 1877. Un absurdo.

Anonymous abrió en la mañana de ayer y a través de su web un ataque coordinado DDos que duró aproximadamente cinco horas, espacio en el que la web de la RIAA estuvo caída. El motivo que esgrimen desde el grupo de activistas no es otro que el hostigamiento al que se están viendo sometidas las P2P de intercambio y el abuso de los grupos pro-copyright.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.