Señoras y señores, la guerra Bing VS. Google se acaba de endurecer de forma considerable hace escasos momentos. ¿Y por qué? Pues porque los de la gran G han estado recopilando datos en los últimos meses que demuestran que Bing, el neonato buscador propiedad de Microsoft, está copiando parte de los resultados de las búsquedas de Google.

Es decir, que las investigaciones de Google (la publicación Search Engine Land, que son quienes han destapado el pastel, las han explicado perfectamente) dejan claro que los resultados que suelta Bing para determinados términos buscados son exactamente (o muy parecidos) los mismos que devuelve Google cuando un usuarios realiza una búsqueda de esa misma palabra.

Las sospechas por parte de Google comenzaron en octubre de 2010 cuando los ingenieros de la compañía detectaron que los resultados de Bing para un número considerable de búsquedas se asemejaban cada vez más a los de Google. Además también notaron que hubo un aumento en el porcentaje de veces que Google y Bing soltaban la misma página en el primer puesto de los resultados.

Ante estas acusaciones Stefan Weitz, director del motor de búsqueda de Bing, ha declarado que lo siguiente:

Como se pueden imaginar, utilizamos múltiples señales y enfoques cuando pensamos en el ranking, pero al igual que el resto de los jugadores en esta industria, no vamos a profundizar y detallar cómo lo hacemos. Claramente, el objetivo general es hacer un mejor trabajo para determinar la intención de la búsqueda, para que podamos adivinar la mejor respuesta, la más relevante para una consulta determinada.

Los programas opt-in como la barra de herramientas [Bing] nos ayudan con los datos de seguimiento de clics, una de las múltiples señales que nosotros y otros motores de búsqueda utilizan para rankear a los sitios. Este "experimento de Google" parece un truco para confundir y manipular algunas de estas señales.

Dicho esto es muy importante aclarar varias cosas: uno, que Bing no está copiando lo que son los algoritmos de búsqueda de Google propiamente dichos, dos, que solamente en un pequeño número de casos Bing está copiando los resultados de búsqueda de Google, y tres, que todavía existe cierta confusión (todo parece indicar que Microsoft no tardará en publicar una declaración más detallada para defenderse de las acusaciones de Google).

Ahora los interrogantes que se abren son varios. Por ejemplo, ¿es ilegal lo que está haciendo Bing?. La cuestión no es fácil de responder ya que delito de robo parece que no hay, pero quizás sí estemos ante un caso de competencia desleal ya que en determinados casos Bing se está aprovechando de los resultados obtenidos por Google y su esfuerzo tecnológico para mejorar su propio servicio (según parece Bing tira de los resultados de Google principalmente cuando su algoritmo no consigue obtener buenos resultados para determinados términos).

Sea como sea, lo que si tengo claro --a falta de saber las explicaciones detalladas de Microsoft--, es que la estrategia no es buena. En general Bing viene haciendo las cosas bastante bien --por ejemplo mejorando a base de añadir nuevas funcionalidades constantemente--, pero copiar directamente a la competencia nunca es bueno y además en este caso la estrategia les está haciendo ser en parte dependientes de su mayor competidor.

Imagen: Computerworld