Por el mes de noviembre los del FBI anunciaron que habían decidido abrir una investigación para perseguir a la gente de Anonymous, ese grupo de personas anónimas considerados ciberactivistas por muchos y puros delincuentes por otros muchos que hace unos meses tiraron los sitios webs de varias empresas --por ejemplo la de PayPal-- “enemigas” de WikiLeaks y su fundador, Julian Assange.

La primera consecuencia de dicha investigación fue la detención de un joven adolescente de 16 años que al parecer colaboró en los ataques prestando parte de su conexión --al igual que hizo muchísima otra gente-- y la segunda llegó hace unos días con la incautación por parte del FBI de varios discos duros de un servidor que se cree también fue utilizado en los ataques que tumbaron las páginas web de PayPal, MarterCard, Visa y demás.

Según la publicación The Smoking Gun el FBI centró sus investigaciones en dos direcciones IP --proporcionadas por PayPal-- involucradas presumiblemente en los ataques. Una de ellas les llevó hasta una servidor, el que comentaba arriba, situado en Dallas propiedad de la empresa Tailor Made Services y la otra hasta un segundo servidor en California de la compañía Hurricane Electric del que el FBI también habría sacado información.

Dicho esto, la pregunta obvia que más se está repitiendo es si tanta investigación para detener a alguno de los participantes en los ataques contra “antiWikiLeaks” conseguirá que en el futuro no se produzcan nuevas acciones como las que nos ocupan. Personalmente tengo meridianamente clara la respuesta y no es otra que un rotundo no.

Claramente lo que intenta hacer el FBI --no tienen más opciones-- es acongojar a nivel general mediante detenciones selectivas, lo que dará como resultado dos cosas en mi opinión: la primera, un aumento de crispación de la gente, y la segunda, que los próximos ataques estén mucho mejor organizados para evitar entre otras cosas problemas a los que participen en ellos. Probablemente en poco tiempo podremos comprobar si estoy en lo cierto o por el contrario esta persecución del FBI frenará los DDoS como fórmula de protesta.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.