No vengo a descubriros Leica, firma fotográfica de sobra conocida, reputada, venerada, deseada...¿sigo?, creo que es suficiente para que los menos duchos puedan hacerse una idea de lo que Leica representa en este mundo tan peculiar de los megapixels.

Lo que veis es la imagen de la primera cámara digital de Leica, la S1, lanzada allá por el año 1996 con la nada despreciable cifra de 26 mpx para una cámara de medio formato de la que solo se fabricaron unas 160 unidades que hoy están, en su mayoría, en museos e imagino que en las vitrinas de importantes coleccionistas porque ni siquiera me atrevo a estimar el valor de la cámara hoy día.

En lo que Leica parece que no acertó es en el diseño del cuerpo, grande y muy cuadrado (limitado, supongo, por la tecnología entonces disponible) y esas monstruosas asas que no se para que servían exactamente pero que indudablemente no eran para sostenerla al fotografiar porque cada toma se demoraba unos 3 minutos. Hoy, 15 años después, la Leica S2 sigue apostando por el delicado mercado del medio formato con unos pocos más de megapixels, hasta los 37. ¿Qué os parece esta joya de Leica? y una pregunta que me gustaría lanzaros, viendo como ha evolucionado la fotografía en general y la Leica S en estos 15 años, ¿cómo imaginais que serán las cámaras fotográficas dentro de otros 15 años?

Vía Gizmodo

Recibe cada mañana nuestra newsletter. Una guía para entender lo que importa en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando...
¡Listo! Ya estás suscrito

También en Hipertextual: