En este momento hay revuelo en la red porque fue "filtrado" --sí, entrecomillado-- un supuesto perfil de Julian Assange perteneciente a la red social de citas OKCupid. Bajo el pseudónimo HarryHarrison, esta es una captura de pantalla de lo que pueden leer allí:

Como habrán visto, no se trata de un perfil común y corriente. Este nos habla de un intelectual apasionado, activista, en busca de una "sirena" para conseguir "romance, niños y conspiración criminal ocasional". A HarryHarrison le gustan las mujeres de elevada inteligencia, sobre todo si vienen de países con agitación política. El perfil finaliza con un intrigante "Soy PELIGROSO, ATENCIÓN, y ??????????????!". ¿Verdad o difamación?

Cuando digo que el perfil es oscuro, me refiero a su origen. Recordemos que el hombre más peligroso para los EE. UU. durante las últimas semanas está en medio de un proceso legal bajo acusaciones de índole sexual. Un perfil de esa calidad podría comprometer su defensa. Además le desacredita con mayor fuerza ante la opinión pública. Así que, ¿es posible que Assange, un hacker experto en criptografía --el arte de ocultar la información--, haya cometido la insensatez de crear y mantener activo ese preciso perfil? Honestamente, creo que no.