Si Diaspora* pretende ser un Facebook descentralizado y verdaderamente privado, Thimbl es una suerte de Twitter P2P. Y más. También es un Manifiesto por la Web Abierta escrito con código. Lo es por la tecnologías utilizadas, pero sobre todo por su trasfondo político y social. Según sus creadores --los slides son geniales--, en Thimbl

  • no hay nada relacionado con aves... O ballenas;

  • los datos son almacenados en servidores apropiados por los usuarios --es el mismo enfoque de Diaspora*--;

  • los usuarios se interconectan con el protocolo SSH y actualizan sus datos con el protocolo finger --sí, el mismo que existe en UNIX desde 1977 y que fue actualizado en 1991--;

  • hay alta disponibilidad gracias a una red privada virtual (VPN) de servidores basada en Mammatus, cuyo costo es de 5 dólares;

  • los usuarios reciben tanta carga como sea posible gracias a tecnologías libres como HTML5 y JavaScript. Se evita la presencia del centro todopoderoso con una ballena blanca sobre su espalda.

Como les decía, el tema es político y social también. Como parte de su Manifiesto, la gente detrás de Thimbl asevera que

El Capitali$mo no financiará plataformas libres y abiertas porque necesita obtener beneficios para los inversores. Para obtener ganancias, las plataformas financiadas necesitan controlar tanto los datos como las interacciones de los usuarios. Los sistemas libres y abiertos deben construirse sin financiamiento.

Léase Facebook, Twitter, Google, etcétera.

Es por eso que los proyectos que quieren construir plataformas libres y abiertas necesitan ser extremadamente eficientes en el uso de sus recursos.

Léase P2P, descentralizado, entre todos, sin reinventar la rueda, con tecnologías FLOSS probadas que ya solucionan partes precisas del problema:

Thimbl es llamado a las armas: enfócate en sistemas simples, extiende plataformas existentes [...] tendrá éxito con una comunidad. Únete a nosotros y ayuda a hacer una red social libre, abierta.

El proyecto Thimbl aún no está terminado, aunque fue presentado durante el Mozilla Drumbeat de Barcelona. Allí mismo con la colaboración de la Transmediale ha sido nominado para ganar el Open Web Award 2011.

En tanto que el proyecto Diaspora* vive en la frontera del vaporware, espero que al menos Thimbl logré su cometido impulsado con mayor pericia técnica, fuerza ideológica y el gran legado P2P de Internet.