No es ningún secreto (y puedo corroborarlo como periodista) que los soportes físicos están agonizando, supervivientes gracias a los ingresos publicitarios de sus homónimos digitales, que conseguirán postergar su existencia, si acaso, un par de décadas más. ¿Cuánto no se habrá disertado sobre el fin de la prensa escrita desde que Phillip Meyer pronosticase su muerte para el 2043?

Curiosidades de la vida, Meyer terminó desdiciéndose y argumentando que la impresión informativa pervivirá gracias al apoyo de Internet, justo lo contrario que ahora afirman los estudiosos que en un principio tildaron de locas sus teorías. Una reciente investigación, de hecho, ha emplazando valientemente el fin de los diarios impresos en España en 2024, llegando a esperar su muerte en Estados Unidos en unos seis años.

¿Las razones? Internet, telefonía móvil y tablets, que acapararán la atención de la audiencia conforme vayan siendo menos los ya de por sí pocos asiduos a mancharse de tinta cada domingo. Es sin duda arriesgado poner la mano en el fuego por las predicciones de Ross Dawson, pero inminentes proyectos como The Daily, precisamente emplazado en el mercado tablet, nos dan que pensar...

La pasada semana supimos que uno de los gigantes de la comunicación, News Corp., estaba interesado en gestar un periódico exclusivo para tabletas electrónicas como el iPad o la Galaxy Tab, dispositivos con una penetración comercial que se acrecienta por momentos y cuyos formatos de pantalla se antojan idóneos para conservar diseños propios de la prensa convencional.

James Murdoch, CEO de News Corp. en Europa y Asia, ha llegado a confiar a las tablets el futuro del periodismo, la mejor manera para convencer a los lectores de que merece la pena pagar por información acondicionada, original e interactiva, aunque pueda encontrarse gratuitamente en Internet:

Las tablet en general encajan con un tipo de periodismo realmente novedoso. Se están convirtiendo en nuestros soportes estrella, aún encontrándose en su más tierna infancia.

Hace unas horas conocíamos los primeros detalles sobre tan relevante proyecto, que vería la luz a finales de mes en los Estados Unidos bajo la cabecera The Daily. 150 periodistas comandados por Jesse Angelo, uno de los editores estrella del New York Post, se encargarían de articular una publicación que estaría disponible como aplicación a suscripción (99 centavos por una semana, menos de 4 dólares por un mes).

Ingenieros de Apple estarían tras la parte técnica, lo que aseguraría una exclusividad temporal en el iPad que rescindiría en pos del resto de tablets. Se dice incluso que los de Cupertino convertirán al medio en la estrella de un nuevo servicio de suscripción a periódicos que se lanzaría también antes de diciembre.

¿Será The Daily el principio del fin de la prensa impresa? Pudiese ser, al fin y al cabo la comodidad de consulta y actualización de las tablets no tienen igual en el universo físico y si a eso sumamos un diseño de lo más atractivo con vídeos, encuestas y gráficos interactivos... ¿realmente merecería la pena seguir pagando por mamotretos de papel que resultan más caros y albergan menos posibilidades?

No se olvide, en cualquier caso, que lo gratuito vende y por ello el experimento de News Corp. puede salir rana si no se ofrece un periódico lo suficientemente diferenciado respecto a cualquier otro medio digital. Así, si tengo que apostar, voy con todo a los periódicos para tableta financiados enteramente por publicidad y continuistas en ciertas pautas tradicionales del formato papel que, se quiera o no, son ya intrínsecas del periodismo con independencia de su futuro.