Hace una película sobre los turbulentos orígenes de Facebook no es una tarea fácil, sobre todo porque nadie sabe exactamente lo turbulentos que son realmente los orígenes de Facebook, bueno, sí, Mark Zuckerberg supongo que sí lo sabe y es por eso que la película va sobre él. Antes de enfrentarse a The Social Network lo único que debe saber es el espectador es que la película que está a punto de ver no va a girar en torno a la supuesta 'network' sino en torno a un histriónico Zuckerberg interpretado de una manera más que digna por Jesse Eisenberg (y eso que tuve que verla en versión doblada, en versión original aventuro que dicha interpretación será incluso aún mejor), dicho y aclarado esto, la verdad es que acaba siendo un filme muy agradable, tremendamente impreciso y deliberadamente sensacionalista, como paso a comentar a continuación, pero definitivamente una gran película.

Supongo que no seré el único que ve esa maravillosa serie llamada The Big Bang Theory y por lo tanto tampoco seré que el único que conoce el personaje de Sheldon, pues bien, no sé si soy sólo yo, pero continuamente tenía la sensación de estar viendo un Sheldon con cara de Zuckerberg. Lo digo porque antes de comentar sus virtudes, que son muchas y lo haré más adelante me gustaría concretar el único gran fallo de The Social Network, y es que se centran tanto en criticar a su protagonista y en presentarlo como una especie de magnate superdotado retorcido y conspiranoico que se olvidan de lo más importante, después de los primeros 40 minutos el espectador ya está cansado antes de tiempo.

Está cansado de ver cómo arrementen una y otra vez contra un Zuckerberg que después de todo y ajustándose sólo a lo que sale en la película tampoco es tan malvado ¿o sí? También está de más la presentación de un Sean Parker como una especie de sex-symbol multimillonario y semidrogadicto. No porque sea verídico o no, que tampoco es tan importante, sino porque desmerece, lo hace pasar todo por un filtro de irrealidad. Yo no me imagino a Sean Parker yendo de millonetis y dejando una propina de dos ceros en el restaurante más chic de Nueva York, como digo puede que realmente sí sea verdad, pero simplemente no lo creo, y como el espectador soy yo, debería ser más que suficiente.

Por lo demás, The Social Network es muy buena, es deliciosamente agradable, una vez tu subconsciente procesa que aquello no es más que un montaje comercial para tener la mayor tirada posible y con unos actores que van desde lo magistral (Jesse Eisenberg), pasando por lo aceptable (Andrew Garfield en el papel de Eduardo Saverin, que además, detalle geek, será la cara del próximo Spiderman) y acabando en lo desastroso (Rooney Mara en el papel de una Erica Albright, un personaje totalmente innecesario) se relaja y se deja llevar por la mano firme de David Fincher durante el resto del film.

Recomiendo a todo geek y tecnófilo que se precie ver The Social Network, no porque vaya a encontrarse con un intento preciso y exacto de lo que ocurrió detrás de la creación de Facebook, pero para ver una comedieta interpretada por un reparto aceptable y que después de todo cuando sales de la sala la sensación que se te queda es 'Me ha entretenido' ¿Se le puede pedir más?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.