Interesantísima [esta opción](http://techcrunch.com/2010/10/11/emailoracle/) que viene de la mano de un *add-on* o *plugin* para [Gmail](http://bitelia.com/tag/gmail) creado por la empresa [**EmailOracle**](https://emailoracle.com/). Se trata de un sencillo rastreador que se integra en nuestro servicio de correos de [Google](http://bitelia.com/tag/google) y que nos permite hacer un seguimiento de los correos que queramos.

En realidad el desarrollo actúa de dos formas distintas que configuraremos al redactar un nuevo mensaje. En primer lugar permite **saber si un determinado usuario recibió y abrió nuestro mensaje**. De este modo se eliminaría la típica excusa de: «recibo muchos mails y seguro que no lo vi, por eso no lo he leído». Se acabaron las mentiras usando esta fácil idea.

En segundo lugar, EmailOracle nos permitirá ser **notificados tras unos días establecidos si no hemos recibido una respuesta** del mail que enviamos en su momento. También es una auténtica maravilla, pues en ocasiones os habrá pasado, al igual que a mi, que enviamos un correo y al cabo de los días ya ni nos acordamos de él, a pesar de que su respuesta sigue siendo muy necesaria.

Su funcionamiento es muy sencillo, una vez instalado se añade a Gmail de una forma transparente para nosotros. Una vez pulsado en *Redactar* aparecerán dos nuevas opciones, una relacionada con la primera función que os hemos comentado y otra para la segunda (donde deberemos también añadir el número de días en los que nos avisará si no recibimos respuesta). Además, en la columna izquierda de Gmail aparecerá una nueva opción de Tracked Emails donde se almacenarán todos estos correos.

La única pega es que tiene un limite de uso en su versión gratuita, 20 correos al mes con rastreo. Si deseásemos más, deberemos pagar por cuentas Basic, Deluxe y Pro (a US $9’95, $19’95, $99’95) en función del número máximo de correos con seguimiento. A pesar de todo es una gran idea para acrecentar la funcionalidad de nuestro correo favorito. Os dejamos un vídeo explicativo en inglés para terminar.

Participa en la conversación

12 Comentarios

Participa en la conversación, deja tu comentario

  1. Esto es muy viejo, al menos en mensajes de texto a móviles, con lo que creo que si no está añadido a los correos, es precisamente por privacidad. A mí antiguamente me llegaba un mensaje al móvil informándome de que mi mensaje había sido abierto (osea leído). Estoy hablando de hace unos 10 años, con lo que en correos electrónicos seguro que almacenan datos de hasta el tiempo invertido en leerlo. :)

  2. Para que funcione el receptor tiene que tener activado la carga de imágenes de sitios externos en los emails. Prácticamente ningún cliente de correo tiene esa opción activada por motivos como este (violación de la privacidad), por lo que la efectividad de este plugin es bastante reducida.

    También hay que decir que esto no es nada nuevo, se lleva haciendo muchos años. Lo único novedoso aquí es la integración con Gmail, pero vamos, que no tiene mucha utilidad debido a las razones que antes he dado.

  3. Si es así, no deja de ser un buen detalle que el que lo lea lo pueda desactivar, pero veo dos cosas, por un lado, si alguien lo desactiva es totalmente inutil, por otra parte, no deja de ser mal intencionado confiar en que la gente no lo va a notar y no lo desactivará. Además, seguro que incluso si no hubiera opción, hay formas de bloquearlo.

    Esa parte me parece que sobra, poder tener un aviso si no te devuelven el mail es bastante útil para ciertas cosas.

  4. Hay que añadir otra pega a la versión gratuita:

    El plugin siempre inserta una imagen de EmailOracle al final del mensaje con un hipervínculo que permite al destinatario elegir que se mantenga en secreto la recepción del e-mail.

    Por lo que no te puedes quedar tranquilo pues Email Oracle, al respetar la privacidad del destiantario, no te informará de que el e-amil ha sido entregado.

    Ahora mismo lo desinstalo.

    Todo esto me lo habría ahorrado si Dani hubiera sido más honesto con el título del artículo «… ya no te podrán engañar».

    De todas formas, gracias por vuestro trabajo diario.