Españoles aficionados a eso de comprar toda clase de productos en Amazon (entre los que me hallo) os traigo estupendas noticias - aunque podrían ser mejores como comentaré más adelante -: Amazon Reino Unido acaba de anunciar que desde hoy mismo activan su servicio de entrega gratuita para 16 países europeos, entre los que se encuentra España.

Es decir, que a partir de este momento todos los que vivimos en España o en alguno de los otros 15 países europeos añadidos podremos comprar libros, DVDs, ropa y demás productos que componen el inmenso catálogo de este gigante del comercio electrónico en su web del Reino Unido sin pagar gastos de envío. Importante comentar también que el envío gratuito solamente se aplicará a pedidos que superen las 25 libras (unos 28 euros) y que Amazon muestra a los clientes el tipo de cambio justo en el momento de realizar el pedido con lo que sabremos siempre lo que vamos a pagar. Y dicho eso, voy con “lo menos bueno”.

A pesar de esta mejora y de que hace poco Amazon.co.uk amplió su oferta de artículos para clientes españoles, soy de los que opina que lo verdaderamente genial hubiera sido que anunciaran la esperadísima y también rumoreada en muchas ocasiones versión para España del sitio ya que sigue habiendo productos que no se envían fuera del Reino Unido, por ejemplo teléfonos móviles.

En cualquier caso y a falta de que se produzca esto último, indudablemente el movimiento son muy buenas noticias principalmente por dos razones. Por un lado tenemos la primera y obvia, que muchos europeos dejaremos de tener que pagar gastos de envío. Por el otro es más que seguro que se produzca un importante repunte en las ventas de Amazon.co.uk como consecuencia directa de esta eliminación parcial de gastos de envío, lo que supondrá que otras tiendas de comercio electrónico nacional y europeo se planteen también eliminar los mismos para competir con Amazon en igualdad de condiciones.