¿Cómo se verían las corporaciones malignas de las películas de ciencia ficción como sitios web modernos con una reminiscencia a las corporaciones malignas modernas? Esto se preguntó el diseñador web finalndés Mikko Vartio, y no sólo se lo preguntó sino que se puso a armarlos.

Según cuenta, lo atraen las corporaciones malignas de las películas, y siempre quiso estudiar su imagen corporativa, pero al ponerse a investigar se encontró con que no son muy diferentes a lo que hacen las corporaciones reales (la vida imita al arte y el arte a la vida, dicen), tanto que hasta empezó a encontrar similitudes con algunas en particular, y esto lo inspiró a hacer realidad las empresas ficticias.

Entonces nos encontramos con que la corporación OCP de Robocop podría ser Apple, ambas comparten una pasión por el diseño...y por el control (ojalá lo hubiera llevado más lejos haciendo de verdad ese aviso para la iGun), Rekall de Total Recall es comparada con la aerolínea RyanAir que describe como malvada y con sitios web horrendos. La malísima ya no multinacional sino "multiestelar" Weyland-Yutani, que quería traerse a los terribles monstruitos de Alien a la tierra, podría compararse con Toyota, según el artista.

Skynet, aquel sistema de inteligencia artificial tan efectivo que se volvió autónomo y quiso destruir a la humanidad en Terminator emula la portada de Bing. Claro, como Bing es de Microsoft, la página de Cyberdyne, también se le parece, aunque, por suerte creo que Microsoft está lejos de lograr crear un supersistema con ansias de dominación mundial. Por último tenemos a Tyrell, la compañía productora de clones de Blade Runner, que encontró su igual en RealDoll, una empresa que vende muñecas sexuales.

Recomiendo ver las imágenes a tamaño grande en la galería de abajo, porque están llenísimas de detalles ingeniosos en sus textos e imágenes, pero sin ser exagerados, integrándose escalofriantemente en el diseño y ese modo de comunicación institucional de las empresas reales. Para ver los sitios originales si no los tienen muy presentes, en el sitio del diseñador están lado a lado con sus adaptaciones.

El toque final que le da Vartio a su idea me pareció simplemente genial, invita a las compañías malignas de la realidad a demandarlo si quieren, o a contratarlo para que les rediseñe sus sitios con unos layouts menos malignos. Yo no creo que estas corporaciones reales sean tan malvadas como las de las pelis, o tal vez lo sean, pero a otro nivel menos sci-fi, sin involucrar robots con sed de venganza, extraterrestres, extinción de la raza humana y eso, por suerte, de momento es el arte el que imita a la vida llevándola a extremos, y no viceversa.

Vía: io9