La imagen que ven a continuación de este texto es una "vista de pájaro" del Titanic, al fondo del mar, tomada por un AUV (Autonomous underwater vehicle o vehículo autónomo sumergido) del Instituto Oceanográfico Woods Hole.

Se puede distinguir el mástil principal e inclusive las famosas escaleras principales de la nave, sujeto de muchas escenas en películas buenas y no tan buenas. Según se explica en Boing Boing, esta es una pequeña parte de la creación de un inmenso mapa que se extiende por 15 millas náuticas.

Parte del objetivo de la expedición del Instituto Oceanográfico Woods Hole es crear una preservación virtual de la nave que, según muchos especialistas, está a pocos años de colapsar.

Para lograrlo tomarán miles de fotos y video en alta resolución, combinadas con scanneos de sonar como el que acompaña este post para formar una réplica en tres dimensiones del Titanic.

Expedition Titanic, somo se le conoce a esta misión es la primera en intentar obtener, de forma rigurosa, evidencia científica de qué le está pasando a la nave, si se está destruyendo o no, a qué ritmo y por lo tanto, cuánto le queda antes que deje de ser reconocible. De ahí la importancia de hacer una representación virtual para futuras generaciones.