Puedes leer tranquilo que no hay ningún spoiler sobre la cinta. Soy fan de Christopher Nolan desde que vi Memento. En general sus películas son bastante buenas, pero ninguna tan buena como aquella historia contada al revés del año 2000. A menos que estas últimas semanas estuvieras viviendo debajo de una piedra en lo más profundo del Tepui Roraima, tienes que haberte topado con la palabra (película) Inception, un aproximado de 75 veces. Hoy se estrena la película en España y muchos países de Latinoamérica, es un buen día para ir al cine y vivir una experiencia global. Yo he tratado lo más posible de no leer absolutamente nada de la película, mantenerme ignorante, desafiar a la Internet y mantenerme puro y casto de spoilers e información. Lo único que se de la película está relacionado con un trailer que vi hace unos meses, que no he querido ver nuevamente, y del gráfico que vemos al lado de este post. Y no quiero saber absolutamente nada más hasta que me siente en unas horas, en una sala oscura, en un cine Y de nuestro mundo.

Pero aunque no se gran cosa, hay algo que golpea mis pensamientos relacionados con el cine, desde hace varias semanas. Estamos viviendo el fin de la ingenuidad por culpa (o gracias, depende como se mire) de Internet y sus redes sociales. Nunca más ocurrirá lo que me paso en 1999 al entrar en una sala oscura, en un cine Y de nuestro mundo para ver The Matrix. Ese día fui al cine con la ingenuidad de un niño de 5 años, y salí con los ojos inyectados de sorpresa. No existía ningún Twitter que me preparará para la explosión que sintió mi mente y corazón.

Hoy voy a una sala oscura, en un cine Y de nuestro mundo, muy emocionado para ver Inception. Pero al mismo tiempo voy triste porque sé que no hay forma ni manera que la ingenuidad regrese. Nunca más será 1999. Es probable que salga con los ojos inyectados de emoción y de vida, pero la sorpresa ya es cosa del pasado.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.