En estos últimos años el software *open source* ha crecido muchísimo. No piensen sólamente en [Linux](http://alt1040.com/tag/linux), sino en gran cantidad de aplicaciones que son utilizadas diariamente por millones de personas, desde [Firefox](http://alt1040.com/tag/firefox) a [OpenOffice](http://alt1040.com/tag/openoffice), sin mencionar algunos de los servicios y aplicaciones web más usados como [Wordpress](http://alt1040.com/tag/wordpress). Este crecimiento ha venido en parte de la mano de Google, quien siempre ha apoyado el Software Libre, pero sin lugar a dudas este es un año cada vez más extraño.

La locura comenzó con la [demanda](http://bitelia.com/2010/08/la-verdad-sobre-la-demanda-de-oracle-a-google) de **Oracle** a [Google](http://alt1040.com/tag/google) por el uso de [Java](http://alt1040.com/tag/java) en el sistema operativo para móviles [Android](http://alt1040.com/tag/android). En el momento le dediqué al asunto una [entrada](http://bitelia.com/2010/08/la-verdad-sobre-la-demanda-de-oracle-a-google) bastante extensa en el blog hermano **Bitelia**, pero voy a resumir de todos modos la situación: la demanda no es sobre licencias (Java es completamente [GPL](http://es.wikipedia.org/wiki/GNU_General_Public_License)), sino **sobre patentes**. Java es libre, pero Oracle (y antes Sun) tienen patentes sobre la tecnología **para asegurarse que nadie pueda construir una máquina virtual alternativa y por ende incompatible** con la tecnología original.

Lo que ocurrió en este caso es similar a lo acontecido hace un buen par de años entre Sun y Microsoft: esta vez, en su defensa, Google dijo que se trata de un ataque a la comunidad *open source*, pero no es así: **es un ataque a la empresa**. A los días de la demanda, Oracle anunció que no seguirá colaborando con [OpenSolaris](http://bitelia.com/2010/08/ahora-si-opensolaris-ha-muerto), uno de los sistemas operativos basados en Unix más interesantes y ahora llegan noticias de que **podría llegar a dejar de ofrecer soporte a OpenOffice**, la suite ofimática libre y gratuita más importante, para trabajar únicamente en la versión paga y cerrada, **StarOffice**. Esto no quiere decir que OpenOffice vaya a dejar de existir, pero podría dejar de contar con el respaldo corporativo y eso señores es más que importante.

Por el otro lado, los grandes defensores del FLOSS, Google, tampoco tienen mucho que adjudicarse. El sistema operativo **Android es sólo parcialmente libre**, la gran mayoría está construida con varios tipos de licencias y algunas de las partes más importantes son cerradas. Además, usualmente el código nuevo es presentado recién luego de que se presente una nueva versión: **exactamente lo mismo que hará Oracle con Solaris y por lo que es tan repudiado**.

Parecen ser todas malas noticias para la comunidad, ¿pero quién sale en su defensa? Microsoft. Así es, la compañía que hace unos diez años había llamado a la comunidad open source «un cáncer» hoy en día se aleja de aquellas opiniones (a pesar de haber sido realizadas por el actual CEO, **Steve Ballmer**) y a pesar de no prestar mucha atención a algunos proyectos, se ha acercado enormemente en este último tiempo a la comunidad. En parte por culpa de gracias a **Miguel de Icaza**, creador del entorno de escritorio **Gnome** y que está a cargo ahora de **Mono**, una implementación libre de la plataforma **.NET**, pero también debido a otros proyectos como **CodePlex**, un servicio de alojamiento de código fuente.

Jean Paoli, directiva de Microsoft, dio una [entrevista](http://www.networkworld.com/news/2010/082310-microsoft-open-source.html?page=1) sobre el asunto en la que llegó a decir: «***amamos el *open source***». Sí, suena muy raro. Suena rarísimo, teniendo en cuenta la impresionante cantidad de veces que Microsoft ha presentado demandas por violación de patentes a proyectos open source y que, bueno, ninguno de sus principales proyectos es abierto. Pero hay que reconocerlo, la empresa está empezando a acercarse a los estándares abiertos y **ha llegado a colaborar con drivers para el núcleo de Linux**.

A pesar de todos los problemas mencionados al inicio de la entrada (para demostrar que **en algunos casos la cercanía al software libre es una cuestión más de marketing que otra cosa**), es indudablemente un buen momento para el open source. Estas palabras, salidas de un directivo de Microsoft, si bien pueden apestar a doble discurso y lo que se les ocurra, no hacen más que comprobarlo.

Vía: [MuyLinux(http://www.muylinux.com/2010/08/24/microsoft-amamos-el-open-source)

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.