La cualidad de barómetro de la opinión pública que tiene Twitter ya se hizo notar en numerosas infografías y visualizaciones. Pareciera que es una “herramienta estadística” a la que muchos le están empezando a sacar el jugo. Aunque por supuesto no se trata una muestra realmente representativa de la sociedad, porque no todos usan Twitter, y los que lo usan integran un grupo específico de personas (de entrada: personas alfabetizadas con acceso a Internet, lo que deja un porcentaje importante de personas fuera), de todas formas es interesante ver, en forma de tendencias, lo que grandes grupos de gente piensan y dicen en tiempo real, o en este caso, cuál es su estado anímico.

La visualización que les traigo hoy es el fruto de una investigación realizada por Alan Mislove de la Universidad de Northwestern, que analizó unos 300 millones de tweets buscando palabras cargadas de emoción, para intentar determinar tendencias en el humor de los twitteros norteamericanos. Además de la infografía que recoge todos los datos encontrados, han hecho esta visualización en video que muestra un sólo día de este análisis (repetido dos veces), donde las áreas verdes representan estados de ánimo positivos, y las rojas negativos, a mayor cantidad de tweets, veremos crecer las áreas del cartograma.

Los datos más notorios son: que la costa oeste es más alegre que la costa esta, que el trabajo es deprimente (las personas están más felices en la mañana y en la noche), los jueves parecen ser días miserables, y los fines de semana son momentos de felicidad.

Seguro me van a decir que estos datos me los podía decir cualquiera de ustedes sin andar viendo 300 millones de tweets, porque lo de que las horas laborales deprimen a mucha gente no es nada revelador, tampoco merece un “eureka!” descubrir que el jueves representa el punto de hastío mas bajo de la semana, y que para el fin de semana los ánimos se elevan. Pero a la vez, justamente por la obviedad de estos datos tan claramente representados, es que podemos decir que Twitter es un reflejo bastante cercano de la sociedad, porque no sólo nos muestra los temas que más se comentan, sino los estados anímicos de todo un país.

De todas formas, lo más interesante y divertido de esta investigación, es ver recopilado el estado anímico de una medición en tiempo real como sólo Twitter permite. A mi me dejó hipnotizada un rato.

Vía: Holly Kow!