Justo ayer hablábamos sobre el prometedor futuro que tiene el mercado de los smartphones, dejando a un lado el tema de las compañías y la satisfacción de clientes que está consiguiendo cada una, lo cierto y verdad es que ahora mismo no hay, tristemente y en mi opinión, más que dos sistemas operativos móviles que merezcan la pena, Android y iOS. El otro gran desconocido y que promete hacerse un hueco junto con los otros dos es Windows Phone 7, lanzado en el Mobile World Congress de Barcelona este año y que después del desastre que durante años ha supuesto Windows Mobile hay que reconocer que pinta bastante bien.

A mí en lo personal una de las cosas que más me gustan es la estética y la apariencia general del sistema, que va a enriquecerse mucho cuando lleguen las aplicaciones, como vimos en el caso de la de Foursquare, Windows Phone 7 me parece muy, muy bonito. Pero por supuesto en Microsoft no se han quedado sólo en el aspecto estético y están implementendo una serie de funciones que apoyadas en otros servicios de la compañía, como Zune o Windows Live pueden acabar resultando muy interesantes.

En la Worldwide Partner Conference han presentado dos de estas funciones, la primera de ellas, Find My Phone, ya estamos cansados de verla con Apple, Mobile Me y el iPhone, nos permite localizar nuestro teléfono en caso de robo o pérdida, hacerlo sonar y gestionarlo remotamente, no es nada nuevo pero no por ello deja de ser útil.

La segunda de ellas es Windows Phone Live, que ofrecerá la posibilidad de sincronizar todo nuestro contenido entre una cuenta de Windows Live y el propio teléfono, todo muy orientado a la nube. Del mismo modo también podrá conectarse (no sabemos si sincronizar) a Zune para gestionar todo nuestro contenido multimedia (¿Para cuándo algo así en iTunes?). ¿Qué pensáis en general de Windows Phone 7? Y lo más importante ¿será realmente tan bueno como parece? No sería la primera vez que veo que Microsoft vende lo que parece un producto maravilloso y luego acaba siendo una birria.

Via: Bitelia