El final de los transbordadores puesto por la NASA se va a retrasar, al menos unos pocos meses. La agencia espacial estadounidense ha retrasado las dos últimas misiones que tenían los transbordadores, que viene motivado por la falta de preparación para los repuestos que tienen que ser trasladados a la Estación Espacial Internacional.

La misión de la nave Discovery se ha retrasado hasta el día 1 de noviembre, mientras que la de Endeavour se ha movido hasta el día 26 de febrero, con lo que la última misión de los transbordadores espaciales estadounidenses será en 2011. Este retraso en las fechas ha sido posible gracias a una inyección de 200 millones de dólares que ha aprobado el Congreso.

El futuro de la NASA puede pasar por unas nuevas naves más grandes, más potentes y que tengan nuevas tecnologías que puedan permitir realizar misiones a asteroides, Martes u otros destinos del sistema solar, algo que por el momento no está del todo claro y por ello el Gobierno de Obama está presionando para que el Congreso apruebe un plan que está siendo muy polémico y que permitirá a los astronautas realizar las misiones en naves comerciales, permitiendo a la NASA poder centrarse en el desarrollo de estos nuevos cohetes.

Foto: El Espectador