Baidu, el buscador con más penetración dentro del mercado chino, ha salido en defensa de su gobierno. Robin Li, fundador y CEO del servicio de búsquedas, ha dicho que las empresas occidentales que deseen incursionar en el gigante asiático deben seguir las leyes chinas. ¡Qué libertad de expresión ni qué nada! O acatas las decisiones del gobierno, o vas preparando tus maletas.

"Creo que compañías como Facebook deberían pensar en el mercado chino. Si hacen lo correcto, si tienen mucha paciencia, tendrán una oportunidad", menciona Li. Después de todo, China representa una veta importantísima para cualquier empresa. Sin embargo, someterse a las restricciones de un gobierno autoritario no es una situación que agrade en demasia a las empresas de Estados Unidos.

Google, Microsoft y Yahoo! han tenido sus problemitas con las autoridades chinas. El más sonado fue el conflicto con Google, que al final se resolvió con el buscador regresando con la cola entre las patas. Mark Zuckerberg ya ha expresado su deseo de llevar Facebook a China, aunque actualmente la red social más popular del planeta esté censurada dentro del territorio. ¿Será que Zuckerberg está dispuesto a hacer algunas concesiones para entrar a un mercado de 400 millones de usuarios de Internet?

El predicamento para las empresas occidentales es claro: para entrar a China hay que hacerse de la vista gorda sobre muchas irregularidades, desde la censura hasta el atropello de los derechos humanos. Tras el caso de Google, hemos visto que se necesita mucho más que un simple amago para ganar terreno. ¿Qué hacer: olvidarse de un mercado emergente que está prácticamente inexplorado, o doblar las reglas para llevar la fiesta en paz? Quizá las empresas terminen decantándose por lo segundo. Como diría el gran Groucho Marx: "Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros".

👇 Más en Hipertextual