Cada muy poco tiempo aparece alguien que me pregunta si es mejor Android o iOS 4, cuestión bastante compleja de responder si lo queremos hacer bien y no tirando de absurdos razonamientos basados en el fanatismo. Sin duda iOS 4 gana a Android en algunas cosas pero en otras este último pasa por encima al sistema operativo iOS 4, por ejemplo en el rendimiento de Javascript como han dejado meridianamente claro los tests que la gente de Ars Technica ha publicado en las últimas horas.

Concretamente para las pruebas utilizaron el navegador Safari de iOS 4, el navegador de la última versión de Android, la 2.2 o Froyo, corriendo en un Nexus One y dos tests muy conocidos, V8 y SunSpider. Los resultados de estas pruebas como decía y se puede ver en la imagen son contundentes: el navegador web de Android ejecuta Javascript casi tres veces más rápido en Android 2.2 que en la versión 2.1 y supera por bastante las velocidades de ejecución de Javascript que tiene Safari de iOS 4.

Estos resultados no son ninguna tontería ya que como sabemos en los tiempos que corren cada vez son más las personas que se suben al tren del Internet móvil y por lo tanto la plataforma que proporcione una mejor experiencia al usuario respecto a navegación móvil tendrá mucho ganado, y en esto de proporcionar buena experiencia de navegación la ejecución de Javascript tiene bastante peso. Ahora bien, aunque está claro que Apple se tiene que poner las pilas, realmente a Android le sirve de más bien poco llevarse mejor con Javascript que iOS 4 y me explico.

Android 2.2 es un tremendo sistema operativo que supera a iOS 4 en bastantes cosas, pero a la hora de la verdad todo esto importa poco si tus niveles de fragmentación están por las nubes, algo que por desgracia le pasa a Android. Es inútil poseer el mejor SO móvil del momento si la mayoría de fabricantes de terminales aún no lo tienen implmentado, o lo implementan pero por hacerlo rápido no aprovechan las nuevas posibilidades del mismo, ya que las mejoras tardan mucho en llegar a los que tienen que llegar que son los usuarios, lo que se traduce a su vez en descontento de estos y en más tiempo para que la competencia reaccione. Creo pues que aunque Android supere a su competencia directa en prestaciones paradojicamente seguirá yendo a la zaga. La fragmentación es para mi a día de hoy el verdadero problema que Android tiene que solucionar, y hacerlo es bastante complicado aunque también estoy seguro de que es cuestión de tiempo que Google haga algo para solucionar el problema aunque solo sea en parte.

Vía: Xataka Móvil