La gente cree (debe ser mi culpa) que yo soy un fanboy de Apple, esa especie en expansión que defiende a capa y espada a la manzana para bien y para mal. Pero tal vez olvidan que a lo largo de los ocho años que he escrito en ALT1040 he sido extremadamente crítico con la marca en diferentes momentos y por diferentes motivos, por ejemplo:

De lo que si soy un total y completo fanboy es de la buena experiencia de usuario. Babeo con una interfaz gráfica bien diseñada, amo las aplicaciones sencillas de usar, y no resisto un sistema operativo orientado al usuario que te permita hacer las cosas. Sí, simplemente eso, que no haga que me preocupe por asuntos técnicos, que no tenga que pasar horas configurándolo, que no me obligue a aprender lenguajes de programación para usarlo.

Muchos productos de Apple me ofrecen esa experiencia. Algunos consideran que eso significa "perder control" sin entender que eso significa "poder usar una herramienta y sacarle todo el provecho posible (no me estoy metiendo en temas de formas de operación del App Store en este caso, eso es otro tema).

Pero no todo lo bueno es Apple. No todo lo que me gusta es de esa marca y no todo lo que uso lo produce Steve Jobs. Mientras escribo esto sobre mi escritorio hay 5 teléfonos móviles de 4 marcas diferentes. Todos los días uso una Mac y una PC para trabajar. Sí, obviamente tengo preferencias personales, jamás intento ocultarlas y recomiendo lo que me ha servido a mi para hacer las cosas que me gusta hacer.

Durante los ya-no-se-cuantos años que he estado muy cerca de la tecnología, se suelen dar batallas entre fanáticos de una tecnología u otra. La de siempre: Microsoft versus Apple, algunas más recientes como Internet Explorer versus Firefox, otras relacionadas a la fotografía como Canon versus Nikon y una muy reciente que se ha puesto de moda estos días: Apple versus Google, en varios frentes, algunos servicios pero sobre todo en sistemas operativos para dispositivos móviles (¡cómo cambian los tiempos!).

Entonces 2010 se está caracterizando (entre muchas otras cosas) por la pequeña gran guerra entre iOS de Apple versus Android de Google. Yo siendo un entusiasta de la tecnología y que creo que cada día deberia ser más pequeña y más portable, encuentro especial fascinación en los smartphones, por lo que me interesa especialmente el uso de un dispositivo móvil con Android y tener claro el avance que están teniendo.

Hace un par de semanas Vodafone España me envió un Nexus One que es el santo grial de Google, el teléfono donde (supuestamente) mejor funciona Android. Esta terminal fue comercializada primero directamente por la empresa en Estados Unidos para luego ser vendida por otras operadoras, incluyendo Vodafone. Mi principal interés era instalarle Android 2.2 (Froyo), la última versión estable y vivir 15 días con él.

Uso y abuso

Mi intención era usar (y abusar) de Android de la misma forma que lo hago con mi iPhone. Busqué instalar aplicaciones que me permitan hacer lo mismo y tener soluciones en las situaciones que habitualmente me encuentro cuando estoy con el iPhone. Por ese frente las cosas están relativamente iguales:

  • Puedo sincronizar mi email, calendario y contactos con mi cuenta de Google (naturalmente).
  • Evernote, Dropbox, Foursquare, WordPress, Seesmic (para publicar en Twitter/Facebook), Spotify y algunas otras apps equivalentes están disponibles para Android.
  • DoubleTwist para copiar música de mi portátil y reproducirla.

Mi principal problema en el pasado con Android era la falta de velocidad que tiene el sistema operativo y las constantes inconsistencias de la interfaz gráfica. La primera cuestión ha sido solucionada (de sobra), al menos es mi experiencia usando el Nexus One y Froyo. Es rápido, responde bien, el teclado ya no tiene esa especie de retraso de medio segundo entre presionar una tecla y que aparezca en pantalla que a veces me sucedía con otros teléfonos. Creo que el la implementación del scroll kinético puede mejorar bastante, pero no funciona mal.

Es a la hora de llegar a la interfaz gráfica cuando empiezo a tener problemas con el sistema operativo de Google, hay tantas inconsistencias que pareciera que fue diseñado por diferentes equipos que no están totalmente de acuerdo con lo que el otro hace. Sí, hay mejoras significativas, pero la experiencia de usuario sigue siendo mixta:

  • La pantalla de inicio de Android es un mundo aparte de la pantalla de aplicaciones. Mientras que la interacción de lo primero tiene un fondo de pantalla seleccionable, con widgets y "accesos directos" que se pueden mover por diferentes escritorios, al querer ver todas las aplicaciones hay un cambio radical en la forma en que se navega por todo lo que tienes instalado con un ícono grande (y feo) de una casa que te lleva, nuevamente a la pantalla inicial pero que no tiene absolutamente nada que ver con el bonito menú rectangular inferior de la pantalla principal (esa que te lleva a la función de teléfono, acceder al navegador o a las aplicaciones).

  • Hay una terrible inconsistencia en la forma en que se interactua con objetos. A veces hay que mantener el dedo presionado sobre un elemento para mostrar una especie de menú contextual y a veces aparece inmediatamente.

  • ¿Por qué la mayoría del diseño de interfaz usa fondos oscuros? Es algo que me gana y que simplemente no entiendo. Extremadamente incómodo en situaciones donde hay mucha luz y terriblemente difícil de leer si la tipografía no es lo suficientemente grande, que me lleva al siguiente problema:

  • Las tipografías que usa Android son horribles. Me parece que no están realmente optimizadas para pantallas de móviles y de ninguna forma aprovechan el espacio como es debido, la principal (no se su nombre) es muy alta. Por otro lado, si tengo una pantalla súper pantalla AMOLED debería poder usar tamaños más pequeños que sean igual de legibles (en teoría, al menos, con una buena tipografía). Android debería tener una interfaz más "elástica" que se adapte mejor a pantallas de alta resolución.

  • ¿Por qué no hay un sistema decente para seleccionado, copiado y pegado de texto que sea consistente y funcione igual en todas las aplicaciones? Por qué, por qué, por que?

Aún así Android es usable y es relativamente sencillo acostumbrarse, aún con sus inconsistencias de interfaz. Una semana más tarde me sentí sorpresivamente cómodo con gran parte de las aplicaciones disponibles y, aunque sigo creyendo que el teclado virtual no es muy bueno (simplemente tengo que usar el teléfono en modo panorámico para escribir rápido), Froyo logró que pueda hacer la mayoría de las cosas que hago con el iPhone, aunque, lamentablemente, todo me lleva un poco más de tiempo.

No soy un desarrollador, ni me interesa

En realidad sí lo soy, bueno, lo fui, mi primer lenguaje de programación aprendido fue a los 6 años y a los 15 me sentía sumamente cómodo haciendo cosas en C++, aún así no puedo soportar las pantallas de error de Android que son tan poco informativas como crípticas. Sinceramente no me interesa desarrollar absolutamente nada para este sistema operativo (ni para iOS ni para ningún otro), soy un usuario y poco me importa si un proceso o una función específica ha fallado.

¿Por qué en 2010 un sistema operativo desarrollado para las masas aún escupe errores de este tipo? Es frustrante para mi, no quiero imaginar lo frustrante que debe ser para una persona con menos conocimientos informáticos. Se supone que los teléfonos se están fabricando para todo tipo de personas, entonces los mensajes de error deberían ser para todas las personas.

La libertad de la libertad

Aunque a los Apple fanboy no le guste se siente un aire fresco en un sistema operativo que te permite hacer muchas cosas desde el día uno y que no debes esperar uno o dos años para que se libere X o Y funcionalidad en base a las consideraciones de una compañía. Me encanta poder usar Spotify como reproductor de música y escuchar lo que quiera, en cualquier parte, y poder cambiar de aplicación sin que la música se pare.

Android tiene multitasking desde hace mucho tiempo y cada día funciona mejor. Le hace falta mejorar bastante (aún tengo que instalar una aplicación que mate procesos) pero, al menos en 2.2, funciona radicalmente mejor que en 2.1 o 2.0, no se diga en 1.5 o 1.6.

También puedo instalar aplicaciones que no están en la tienda, no hay un monopolio controlado por ninguna marca lo cual permite cierto tipo de innovaciones en este campo. Una de las cosas que más me han gustado de usar Android es tener acceso al AppBrain App Market que es una alternativa al Market de Google con un concepto diferente de instalación que estoy seguro que es el futuro: instalaciónes push.

Ya instalada la aplicación en el teléfono, puedes navegar (desde un ordenador, por ejemplo) la tienda y al hacer clic en install la aplicación en cuestión se descarga e instala automáticamente en el teléfono sin que tengas que hacer más. Es una especie de instalación remota (valga la redundancia) que te hace la vida muchísimo más cómoda. Ya quisiera tener eso en el iPhone.

El Nexus One también soporta la creación de un hotspot móvil que comparte vía Wi-Fi la conexión de datos 3G. No importa qué operador móvil se use. Esto difiere del iPhone en el sentido que esa función se activa o se desactiva dependiendo del operador que uses.

De hecho el iPhone te permite crear un hotspot móvil. Para hacerlo tienes que hacerle jailbreak al teléfono. A mi parecer este es el verdadero y más grande problema del nuevo iPhone 4.

Flash no funciona bien, ni falta hace

Cualquier fandroid te sacará el tema de que Flash sí funciona en Android como ventaja a la competencia. No, las ventajas en realidad son otras, Flash realmente no funciona bien pero no es culpa del sistema operativo, es culpa de Adobe que no son capaces de hacer algo ligero que no ocupe el 100% de los recursos para mostrar una simple animación.

15 días más tarde con un Nexus One me encontré con 2 o 3 sitios en Flash, que por el simple hecho de usarlo no escala bien en pantallas pequeñas, efectivamente está diseñado para ser usado con un puntero y no con el dedo, se pone todo un poco más lento y terminé buscando alguna otra cosa.

Flash en móviles no funciona, ni falta les hace (a Android o a iOS).

Aún no está ahí...

8/10

Android aún no está ahí, le hace falta, sus responsables deberían prohibir que las compañías creen versiones alternas a la interfaz gráfica y junten recursos (es decir, pongan mucho dinero en una sola canasta) y crear un equipo rompedor de diseño de interfaz, usabilidad y accesibilidad, al punto que no tenga comparación, que sea la envidia de la industria; es ahí cuando realmente serán competencia seria de Apple.

En 2010, cuando los mercados empiezan a enfocarse en nichos es necio hablar de cuotas de mercado. Da igual si mañana Android tiene más usuarios que iOS, lo importante es ofrecer un mejor sistema operativo que sea lo más fácil de usar posible. Salir del paradigma del programador de una vez por todas y pasar al paradigma del usuario, que deje de preocuparse como usar el teléfono y se enfoque en sacarle el mayor provecho posible.

Eso no significa que Android es inusable, como decía antes, Android 2.2 (Froyo) ha mejorado bastante en comparación a versiones anteriores, soluciona muchos problemas y sobre todo es más rápido.

El Nexus One tampoco estuvo ahí, se vendió poco y como teléfono tiene algunos problemas (la batería creo que es el mayor), tiene una pantalla espectacular, sí, pero demostró que es lo demenos si no tienes una interfaz gráfica que realmente lo aproveche.

No está aún ahí, pero Android es uno de los dos actores principales en una película llamada innovación en el uso de dispositivos móviles. ¿Seguiré usándolo? sí. No reemplaza al iPhone como smartphone principal en mi vida, simplemente no logro ser tan productivo y rápido, pero si cambian algunas políticas en su forma de desarrollar y distribuir el sistema operativo, en un año o dos podrían poner nervioso a los de Apple.