En 1996 Sabeer Bhatia y Jack Smith tuvieron una gran idea, lanzar un servicio gratuito de correo electrónico que se revisara vía web, lo llamaron Hotmail. Lo hicieron un 4 de julio (día de independencia de Estados Unidos) para simbolizar la "independencia" (valga la redundancia) de los proveedores des acceso a internet que eran quienes ofrecían, con bastantes limitaciones, cuentas de correo electrónico (en "los primeros días" del internet, si cambiabas de proveedor, perdías tu email).

Bhatia y Smith tuvieron una segunda gran idea para incentivar la adopción de Hotmail: que el mismo servicio sea la herramienta y canal de promoción, agregando al final de cada email una simple línea de texto explicando que es un servicio gratuito y cualquiera puede crear su cuenta.

Hotmail: Free, trusted and rich email service. Get it now.

...rezaba el tag. Eso inició la era de la viralidad en internet. De la noche a la mañana Hotmail se convirtió en uno de los primeros y uno de los más exitosos servicios en internet con más de 8,5 millones de direcciones de correo apenas año y medio después de su lanzamiento, un número bestial para las época, 1996-1997, donde se conectaba muchísimo menos gente que ahora.

La idea del servicio y de su autopromoción era tan buena que Microsoft decidió comprar Hotmail por $400 millones de dólares (nuevamente, una cifra exageradamente alta en el contexto de la época en que ocurrió). Después de eso destrozaron el servicio, lo llenaron de huecos de seguridad y le pusieron tantas restricciones que le dejaron el camino libre a Google para hacer un servicio real de email, Gmail.

14 años después de viralidad y de ejemplificación de cómo se deben hacer las cosas en internet, inclusive su exit strategy (la venta a Microsoft), Hotmail decide eliminar el tag autopromocional al final de todos sus emails según declaraciones de Brian Hall (Director General de Windows Live) a Michael Arrington.

«Para algunas personas es poco profesional» dijo Hall, me sorprende que les haya tomado tanto tiempo para darse cuenta de eso o aceptar que en estas épocas hace más daño que bien. También aseguró que enviarán menos emails de marketing a los usuarios de Hotmail, y que si estos no son abiertos, dejarán de enviarse por completo.

Ohhhh, acabo de recordar por qué dejé de usar Hotmail hace tantos años.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.