Aunque Internet, Hollywood y la sociedad en general quieran hacernos ver lo contrario con sus sátiras y estereotipos, los geeks también se enamoran, y no siempre involucra un holograma o algún tipo de conjuro de amor. De hecho, las situaciones más cómicas y delirantes provienen del mundo real, cuando un geek, nerd, o como prefieran llamarlo, ingresa en una relación romántica, con todo lo que esto misma implica. Estos son algunos momentos que un geek puede vivir cuando encuentra a su chuchu, cualquier parecido con la realidad es mera causalidad.

  • Por supuesto, las relaciones geek tienen muchas probabilidades de empezar en la nube, y no hablo en términos metafóricos sobre el amor, sino en la nube de servidores de Internet. Twitter, Facebook, MSN Messenger, Google Talk.. ¡hasta el mismo Google puede darnos una grata sorpresa! todo es válido para conocer a nuestra media naranja (o manzana, para los maqueros).
  • Durante la primera cita, el geek debería resistir la necesidad de sacar su gadget del bolsillo (móvil, no piensen mal) de la forma compulsiva que lo hace habitualmente, ni hablar de hacer un chek-in en un restaurante.. ¡y menos agregar su casa a Foursquare!
  • Signos de evolución: no hay miedo en entrar a debatir entre Mac y PC, tienen su propia carpeta compartida en Dropbox, y crean sus propios hashtags.
  • Crece la confianza: puedes usar tu pendrive en su laptop sin preguntar, no tiene miedo de dejar sus cuentas de email o redes sociales abiertas, etc
  • Los tiempos cambian: en vez de dejar el cepillo de dientes, ella deja (o te invita a dejar) un cargador USB, en vez de enviarle una tarjeta de amor le envías una invitación para una aplicación web.
  • Se solidifica la relación: cambian los estados de Facebook, las charlas incluyen lo nuevo que presentó Steve en la última keynote, concurren juntos a algún evento geek o relacionado con Internet.
  • El dulce desenlace: descubrir que nuestra pareja nos quiere por quienes somos, sin importar lo geek. Bonus para los afortunados: nuestra pareja también es geek, o al menos geek-friendly.

Foto: xkcd

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.