Con la llegada oficial de iOS 4 también ha llegado la nueva plataforma de anuncios de Apple, iAd, la cual ha traído una modificación en las políticas de privacidad que puede que no guste demasiado a los usuarios de iPhone, ya que permite que Apple pueda obtener y compartir información de los usuarios, más concretamente nuestra localización. Con esta modificación pretenden dar información a sus socios para que tengan información más precisa sobre la situación del usuario y que estos puedan proporcionarles anuncios más relevantes según la situación en la que se encuentre.

Por ejemplo, si nos encontramos cerca de un Fnac nos podrían mandar la última oferta en libros que hay en ese establecimiento, lo cual es una ventaja tanto para la empresa como para el usuario, similar a la funcionalidad de Foursquare que nos mostraba ofertas de sitios cercanos cuando hacemos check-in.

La empresa de Cupertino no ha avisado de esta modificación de una forma clara, cuando descarguemos algo de iTunes o AppStore nos mostrará los nuevos términos y condiciones, que casi seguramente mucha gente no se lee cada vez. Lo que puede contrastar con las palabras del propio Steve Jobs en la conferencia D8:

Nos tomamos muy en serio la privacidad, esa es una de las razones por la que tenemos la tienda de aplicaciones sana. Hemos rechazado un montón de aplicaciones que quieren tomar una gran cantidad de datos personales y enviarlos a la nube. Privacidad significa que las personas saben lo que están firmando.

Ya digo, ponerlo un poco más claro no les hubiera costado demasiado, ¿cuántos de vosotros os leéis los términos y condiciones cada vez que hay una modificación? Evidentemente que no lo leamos es una mala costumbre que hemos adquirido durante el tiempo, en parte gracias también a lo largo que las empresas hacen estos textos.

Si no queremos que Apple comparta nuestra localización podemos desactivarla sin demasiados problemas, tan sólo tenemos que acceder desde nuestro iPhone, iPod Touch o iPad a la dirección https://oo.apple.com. Con esto veremos la misma cantidad de anuncios, con la única diferencia que pueden que pueden resultar menos relevantes ya que no tendrán acceso a nuestra localización exacta.

Para la gente que hace un uso continuo de redes sociales como Foursquare o Gowalla puede resultar muy interesante que le envíen información más relevante en determinados momentos, algo ideal para este tipo de aplicaciones.

En la actualidad podemos ver que los anuncios que nos muestran hacen uso de la geolocalización de nuestras direcciones IP, lo que permite saber a servicios como Google AdSense en qué país, región o ciudad nos encontramos, pero no llega al nivel de la información que ahora Apple puede recoger de los usuarios, que sería mucho más especifica que simplemente saber en qué localidad nos encontramos.