Hollywood ha entrado de lleno en la guerra que tienen actualmente Apple y Adobe por Flash. Dos grandes compañías como son Universal y Time Warner se han posicionado a favor de Adobe y han comunicado que no tienen intención de convertir sus colecciones a H.264 porque no es económicamente viable con Flash dominando la web, aunque parecen que están omitiendo la gran extensión que está teniendo H.264 durante los últimos meses.

Desde el periódico New York Post señalan que Apple intenta ejercer presión sobre las productoras para que ofrezcan sus contenidos en H.264 para que puedan estar disponibles en el iPhone y el iPad, pero señalan que la capacidad de Apple para imponer sus productos se habría debilitado después del anuncio de Google TV.

Una de las cosas buenas que tiene la plataforma presentada por Google es que no se cierra a un solo códec, lo que permitiría a las productoras elegir cual usar y el usuario no tendría los contenidos tan limitados. No obstante también hay empresas que apoyan a Apple en esta guerra, como Disney, CBS o CNN que están ofreciendo sus vídeos por H.264 y HTML5.

En cualquier caso esta guerra no es del todo buena, ya hasta ahora se está hablando de apoyos a dos formatos cerrados, todavía no hemos visto a posicionarse a nadie a favor de VP8, algo que me gustaría ver y sería realmente bueno.