Al parecer en Reino Unido en vez de evolucionar y hacer una internet cada vez más libre (y esta vez ni siquiera me refiero a los derechos de autor) lo único que hacen es seguir presentando propuestas descabelladas. A través de CNet me entero que anunciaron que pretenden declarar ilegales todas las redes WiFi libres que haya en el país.

Lo peor de todo es que esta medida, que formará parte de la Ley de Economía Digital, no solamente será implementada para pequeños negocios, sino que también quieren hacerla efectiva en universidades y bibliotecas. Por ahora lo único que fue confirmado es que se prohibirá tener internet libre en comercios, mientras que todavía se está deliberando qué harán con las instituciones de estudio.

Para poder evadir esta nueva propuesta lo que podrían llegar a hacer los negocios es proteger la conexión con password y brindársela a sus clientes. Pero si llegasen a tomar esta decisión deberán hacerse responsables por lo que ellos hagan y, además, guardar registros de todo (así como lo hacen los ISPs). Es decir que si alguien descarga una película, los enjuiciados serán ellos. Con esto podrían llegar a ser desconectados o, como saben, tener que pagar multas millonarias.

El ministro del Departamento de Negocios, Innovación y Habilidades, llamado Lord Young, comentó que las redes WiFi libres no se pueden controlar y que las bibliotecas y las universidades no pueden ser exceptuadas porque ellas ya tienen actualmente sistemas antipiratería que, "evidentemente", no funcionan.

Me parece una verdadera locura que siquiera se esté pensando en quitar las redes WiFi libres, sitios de estudio. Hoy la red no solamente es una forma de comunicación para personas que están lejos de sus familias y amigos, sino también una de las mejores formas para investigar que existen en el mundo.