Consideren este escenario apocalíptico: una red de **100 millones de computadoras** tan infectadas de virus que serían capaces de derribar en unos cuantos ataques a las 10 economías más poderosas del mundo. Ojo, éste no es el argumento de una película de ciencia ficción, sino una posibilidad muy concreta, una *botnet* que espera silente a hacer de las suyas. ¿De donde viene la amenaza? ¿Son los chinos o los rusos los que tienen esta arma de destrucción masiva cibernética? No. [El problema viene desde **África**](http://www.foreignpolicy.com/articles/2010/03/24/africas_cyber_wmd?page=0,1).

Los expertos en ciberseguridad calculan que cerca del **80%** de las computadoras de ese continente está infectadas con virus y software malicioso. Hasta ahora, no había mucho de qué preocuparse, pero la llegada de los servicios de banda ancha a **África** podría desencadenar el armagedón. La nueva instalación submarina de cables de Internet abre la caja de Pandora de los ordenadores africanos.

La infección no se trataría sólo de unos cuantos correos basura de [la estafa nigeriana](http://es.wikipedia.org/wiki/Estafa_nigeriana). No. El escenario más temible es que las computadoras de este continente podrían ser hackeadas para servir como **una red** zombi al servicio de algún desarrollador de software malicioso. **Jeffrey Carr**, especialista en guerra cibernética, advierte que una *botnet* de un millón de servidores tendría la capacidad suficiente para derribar a las 500 compañías más ricas. Incluso, una *botnet* con la décima parte de ese poder (10 millones de computadoras) basta para paralizar la infraestructura en red de Estados Unidos.

**África** es muy tentadora para los *hackers*. Tiene la red más vulnerable de todo el mundo. Según una encuesta del **Banco Mundial**, 80% de los africanos carecen del conocimiento más básico en tecnologías de la información. La mayoría del acceso a la red se da desde los cafés Internet, los cuales no proveen de antivirus adecuados. Además, la mayoría de los países en **África** carecen del marco legal que tipifica al cibercrimen – ya no digamos penalizarlo. Aunque las naciones del continente se han comprometido a reforzar su seguridad, la verdad es que no hay ni un centavo para hacerlo. Si la una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil, África es la puerta de entrada para el caos. Sólo hace falta que alguien encienda la **Skynet africana** para desatar el pandemonium.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.