En días pasados se anunció que Televisa adquiriría el 30% de las acciones de Nextel México, con la finalidad de entrarle al cuadruple-play (la oferta de televisión de paga, telefonía fija, telefonía móvil e Internet). Televisa es dueño del sistema de televisión satelital Sky; y además es accionario de Cablevisión, a través de la cual oferta telefonía fija y conexión a Internet.

El único rubro en el que la empresa de Emilio Azcárraga Jean no había incursionado era la telefonía móvil. Ahora, Televisa entra al quite para tratar de hacerle competencia directa a América Móvil/Telcel, el gigante de las telecomunicaciones de Carlos Slim. Se dice que la inversión a Nextel México ronda los 1,440 millones de dólares por participación accionaria.

Al parecer, lo único que detiene momentáneamente la alianza Televisa - Nextel es que la compra está condicionada a la ganancia de espectro radioeléctrico. ¿Qué significa? Que Nextel está dispuesto a vender sólo si Televisa asegura que contarán con servicio de 3G para los usuarios. Nextel no es el único que espera ansiosa la resolución del gobierno mexicano para abrir el espectro. También Telfónica, Iusacell, TV Azteca y MVS tienen el ojo puesto.

Así, se abre un nuevo episodio en la lucha por las telecomunicaciones en México. ¿Qué tendrá preparado el binomio Televisa/Nextel para ganarle terreno a Telcel?