robo-dinosaurio

Seguramente muchos de los lectores conocen la serie documental “Caminando entre Dinosaurios”, producción original de la BBC que ha recolectado desde sus comienzos buenas palabras por parte de crítica y público.

Tan buena fue la acogida de la serie que desde el 2007 un espectáculo basado en la misma está recorriendo el planeta, siendo “las estrellas” de la muestra 15 replicas de diferentes dinosaurios a tamaño real y robotizados que ya han visto en todo el mundo 4,4 millones de personas.

Pues bien, dicho espectáculo se encuentra de gira por México estos días y entre las ciudades que ya ha visitado está Guadalajara, de donde “han salido escaldados”. Resulta que una de las réplicas ha sido robada, concretamente se trata de una de las más pequeñas, de metro y medio, pero valorada en 25.000 dólares.

Lógicamente la organización tiene un mosqueo considerable aunque a pesar de todo ya han dicho que la gira por México va a continuar (una segunda réplica sustituirá a la robada), la próxima parada será en el distrito federal.

¿Y qué más se puede decir ante algo como esto? Hay que ser muy retorcido para robar una réplica robotizada de un espectáculo, es hacer daño gratuitamente a la organización y a la fama general de México. Carece de toda lógica ya que ni siquiera van a poder obtener una cantidad interesante de dinero por ella. Una verdadera pena que pasen estas cosas en México (o en cualquier otra parte) las cuales minan su imagen ante el mundo.