Kindle

Del Kindle, el lector de libros electrónicos de Amazon (la tienda de más grande del internet) se ha escrito mucho, demasiado. Yo mismo he escrito opiniones fuertes y no favorables sobre el aparato. En noviembre de 2007 mencionaba que el aparato (versión original, o la "1.0") era:

  • Cara, costaba 400 dólares.
  • Regional: sólo podía comprarse en Estados Unidos.
  • Limitada en conectividad, porque usaba EVDO que es un protocolo veloz de datos en redes CDMA, es decir, la competencia al GSM/3G, funciona en Estados Unidos y otros pocos países.
  • Limitada en formatos, solo soportaba uno propietario (con DRM) y texto.
  • Grande y feo, la primera versión era exactamente eso.

En apenas dos años mucho ha cambiado, la versión actual del Kindle (o la "2.0" soluciona algunos de estos problemas:

  • Cuesta 250 dólares, casi la mitad.
  • Ya se vende en casi todo el mundo.
  • Usa redes 3G disponibles en una gran cantidad de países.
  • Ya no es limitada en formatos, aunque sigue usando uno propietario, también soporta PDF.
  • Sumamente delgado y liviano.

Aún sigo creyendo que los lectores de e-books deberían ser tan baratos como comprar un libro de papel, subvencionados por editoriales de libros, revistas y periódicos. Pero lo que muchos no habíamos entendido (me incluyo), es que Kindle funciona y vale la pena, no por el aparato, sino por lo que Amazon ha desarrollado a su alrededor.

Vivimos en una época de usos y servicios

Kindle por sí mismo vale muy poco, es un aparato que aún no es lo suficientemente barato, lo suficientemente abierto o lo suficientemente rápido; lo que lo hace tan interesante es todo el ecosistema creado a partir de él:

Cuando compras un Kindle, un día antes de que llegue, recibes un email explicando que viene previamente relacionado con tu usuario de Amazon, eso significa que desde antes de tenerlo puedes ir a la tienda y empezar a comprar libros de tal forma que cuando lo enciendas por primera vez, recibirás tus compras de forma instantánea al aparato, debido a que está permanentemente conectado (vía 3G) a una red de datos.

Por ese mismo motivo, es posible hacer compras de libros desde cualquier lugar del mundo. Es increíble y da igual si estás en tu casa, si estás leyendo en un café o si estás esperando un avión en un aeropuerto en otro continente, la red Whispernet está presente prácticamente en todos lados. El tiempo de transferencia de un libro es de uno a dos minutos.

Amazon también ofrece versiones de software de Kindle para el iPhone, para la PC y próximamente para la Mac, es decir que puedes empezar un libro en el lector de e-books y continuarlo en el teléfono, una vez más, Amazon se encarga de mantener todo sincronizado, de tal forma que si te quedaste en la página 40, justamente ahí continuarás tu lectura si cambias de dispositivo.

Los dispositivos Kindle funcionan todos over-the-air, cualquier documento que quieras leer te lo puedes enviar vía email, simplemente adjuntas un PDF o un archivo de texto (también archivos de Word que son transformados) y estos son transferidos al dispositivo o los dispositivos. Hay un costo por transferencia, pero es mínimo. En caso que no quieras pagar, puedes pasar documentos por medio del cable USB.

Amazon entendió que es el servicio, la facilidad de uso y la sencillez de compra (en un par de clics) lo que realmente vale, que al comprar un Kindle el aparato practicamente es irrelevante, lo que importa es permitirle a sus clientes elegir entre 300 mil libros, sea donde sea que estén parados.

El maravilloso servicio al cliente de Amazon

Más de una vez he escuchado historias de personas que rompen el Kindle en los primeros días de uso, contactan a Amazon para una reparación, quienes ofrecen reemplazar gratis el aparato, y sin hacer preguntas.

Ese nivel de atención al cliente nos puede paracer impresionante pero debería ser el estándar de cualquier tienda, todos salimos beneficiados: el cliente queda feliz, se obtiene de él un nivel de fidelidad altísimo y Amazon se asegura que el soporte físico de lectura de sus productos es el mayor posible.

Una nueva manera de leer libros

Como lector de libros electrónicos, Kindle no ofrece muchas más cosas que la competencia, pero tampoco lo necesita: funciona con una pantalla de tinta electrónica que hace la lectura prácticamente igual a la de un libro. Para quienes nunca han usado una de estas pantallas: se ve y se "siente" igual que una hoja impresa, no tiene retroiluminación (como un monitor o un teléfono) por lo tanto la batería puede llegar a durar semanas porque no hay gasto de energía, más allá de "imprimir" la pantalla.

A la larga resulta mejor que un libro normal, porque no es incómodo sostenerlo, pasar página o cargarlo. Salir de viaje con más de 3 libros es una molestia, con el Kindle puedes cargar miles. Es posible ajustar el tamaño de la tipografía, hacer anotaciones, marcas y búsquedas, para eso tiene un teclado incluído.

La pantalla es lo suficientemente grande, pero después de un tiempo te gustaría tener algo ligeramente más grande, que es posible sin necesidad de aumentar el tamaño total del lector.

El problema del control

El problema de tener un dispositivo tan conectado es que Amazon puede ejercer cierto nivel de control sobre éste y es justamente lo que han estado haciendo. Meses atrás decidieron eliminar sin avisar a sus usuarios todas las copias del libro 1984 por una disputa de derechos de autor con un tercero. Un verdadero disparo en el pie que le costó a la empresa demandas y tener que disculparse una y otra vez con sus clientes.

También hubo bastante polémica por la decisión de actualizar el firmware del dispositivo sin intervención del usuario para mejorar la vida de la batería y agregar soporte de PDF. Aunque la mejora es bienvenida, el hacerlo sin aviso, no, y sirvió como recuerdo que Amazon podría quitar funciones del aparato cualquier día de estos.

Conclusiones

8/10

Entonces, ¿deberías comprarte un Kindle? . La experiencia de lectura con la tinta electrónica es sumamente buena y todo el ecosistema de servicio que se ha creado alrededor del aparato hace de la compra una experiencia gratificante. De hecho es un excelente regalo para las fiestas de fin de año, Amazon se encarga de entregarlos en casi todo el mundo más o menos 3 días después de hacer la compra.

Nos gustaría el soporte de más formatos, una pantalla un poquito más grande (sin hacer el mayor el tamaño total del aparato), poder compartir libros y la eliminación del DRM. Aún así, vale la pena.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.