luz-noruega

Durante el día de ayer se vivió una explosión de paranoia colectiva al captar ciudadanos y agencias de prensa imágenes y vídeos donde se veía una misteriosa espiral de luz en el cielo noruego, concretamente los avistamientos se produjeron en la provincia de Finnmark.

Las posibles explicaciones del fenómeno no tardaron en llegar y como era de esperar las hubo para todos los gustos, desde los que dijeron que eran extraterrestres haciéndonos una visita hasta los que achacaron la formación al cambio climático o los que apuntaron un meteoroide era el culpable. Tras todas estas teorías (la mayoría de ellas sin base de ningún tipo) varios astrónomos y astrofísicos dieron una explicación fundamentada y que me atrevo a decir será respaldada de forma oficial.

Resulta que el ejército ruso lleva varios meses probando sus misiles balísticos intercontinentales para submarinos R-30 Bulava en el Mar Blanco, muchos de los cuales han fracasado estrepitosamente. Pues bien, el día de ayer el ejército ruso realizó otro de sus lanzamientos y nuevamente el misil falló el pleno vuelo (esto ya ha sido confirmado por la defensa rusa), justo a la misma hora que se produjeron los avistamientos de la misteriosa espiral de luz.

Dicho misil fallido es el culpable prácticamente al 99,9% de la espiral de luz. Para los más escépticos añado el siguiente vídeo que es una simulación que muestra cómo el misil pudo producir la espiral y rematando la jugada decir que no es la primera vez (ni será la última) que un misil balístico da lugar a extrañas formaciones de luz en el cielo tras producirse un fallo.