Booklet #7

Nokia está tratando de hacer algo interesante con su línea de productos: busca llegar a un punto medio tanto conceptual como desde el punto de vista de uso entre un teléfono móvil y un portátil. Del lado de los smartphones se nota con el N97, N900 e inclusive tabletas como el N810 o N800, que empujan los "límites" en forma y usos de lo que se puede hacer con ese tipo de dispositivos.

Con el Booklet 3G, se intenta acercar el ordenador a los usos que se tienen habitualmente con los móviles. Al menos eso es lo que nos trata de vender Nokia con el equipo, es lo suficientemente pequeño, tiene una batería de muy larga duración para usarlo durante el día, modem 3G interno para tener conexión de datos en cualquier lugar y GPS.

Nokia ha hecho bastante énfasis en que este equipo no es un netbook: su construcción, prestaciones (al menos en papel) y precio indican que está en una gama más alta que equipos que se pueden conseguir por menos de $350. La Booklet no es un equipo barato, cuesta 699€ en Europa y se espera un precio similar en América.

El Booklet es el primer intento en años de Nokia en hacer un portátil. ¿Los resultados son buenos? ¿malos? Creo que muchos se llevarán una sorpresa con nuestras conclusiones.

Características técnicas

  • Procesador Intel Atom Z530, 1.6 GHz.
  • Chipset Intel Poulsbo US15W.
  • 1GB DDR2 RAM.
  • 120GB disco duro.
  • Pantalla 10 pulgadas, resolución de 1280x720.
  • Chasis de aluminio.
  • Wi-Fi, GPS, Bluetooth y 3G.
  • Batería de hasta 12 horas de duración.
  • Lector de tarjetas SD.
  • 3 puertos USB, puerto HDMI.

Desempeño

Considerando que es un equipo de 700€ con una pantalla bastante decente, hicimos algunas tareas habituales para medir el desempeño real y en situaciones habituales del equipo. Navegar, descargar correos, mirar videos en YouTube, escribir posts, editar documentos en un procesador de textos, abrir una presentación, editar una hoja de cálculos: no hubo ningún problema.

Cuando intentamos ver un capitulo de televisión en HD (720p) usando VLC fue completamente imposible. Después de leer algunos consejos instalamos algunos otros programas más livianos que hacen posible ver contenido HD en equipos lentos pero, aunque mejoró, de ninguna forma fue fluido. Esto me decepcionó especialmente porque el equipo tiene una buena pantalla con una resolución superior a la media que pudo haber sido mejor aprovechada.

Actividades que demandan más poder de procesamiento como importar fotos RAW (de 21 megapixeles) a Lightroom fueron una tarea titánica que no le recomiendo a nadie. Software como Photoshop funciona, pero es lento. También tuvimos que desactivar transparencias para intentar que Windows funcionara más rápido.

Según el Windows Experience Index (WEI), la Booklet 3G tiene una calificación de 2.2 (se recomienda activar la interfaz *Aero* sólo en equipos con un puntaje mayor a 3)

En realidad esperábamos un mejor desempeño para un equipo de 700€ con una construcción tan buena. Parece ser que mientras los componentes externos te dicen: "estoy por encima de esas netbooks de plástico", esconden componentes internos que en algunos casos son más lentos que esas ultraportátiles de las cuales Nokia reniega.

Parte de la causa por la cual pasa esto es que optaron por el uso de procesador Z530. El motivo es entendible: usar un procesador que no genere calor y no consuma energía para evitar el uso de un ventilador, mantenerla muy silenciosa y tener una duración de batería larga.

Unas por otras: más batería, menos poder.

Valor

Siempre que reseñamos un equipo tratamos de encontrar el valor de éste mucho más allá de la tecnología, de la marca, de cómo se ve o cómo te la venden. Por ejemplo las BlackBerry tienen valor no por su pantalla, teclas, diseño o el plástico con el que se hizo el aparato, sino por el servicio push de correos electrónicos que nadie puede superar. El valor de una Playstation 3 no radica en su diseño externo (slim, o no slim da igual), ni en el hecho que la hizo Sony, ni que puedas jugar videojuegos. Es el hecho de qué videojuegos puedes comprar, la calidad de los gráficos que te da y que puedes mirar Blu-Rays.

El valor de la tecnología no está en si misma, está en los usos que le puedes dar.

Entonces, ¿qué valor me da una Booklet 3G? 700 euros son bastante dinero, cantidad por la que puedo optar por un equipo mucho más rápido, con una pantalla más grande, de hecho por menos de 300€ más puedo ir y comprarme una MacBook.

Empecemos por el sistema operativo incluido: Windows 7, Nokia resalta mucho la importancia de usar este sistema operativo (de hecho esperándose a que saliera para lanzar el equipo). Sí, es mejor que Windows Vista o XP, pero no tengo que comprar una Booklet para usarlo.

Siendo un ultraportátil de Nokia esperaba una integración absoluta con sus equipos y con su software. Cuando estuve en una corta charla con responsables de la empresa me comentaban la necesidad de crear una especie de trinidad (ordenador, móviles y la nube por medio de OVI). Resulta que al usar por primera vez la Booklet te pide que te conectes a internet y descargues el OVI Suite, el mismo que puedes descargar para cualquier otra PC. No hay ventaja alguna no hay nada que no puedas hacer ya con cualquier otra PC, no es una versión diferente, mejorada, nada.

De hecho OVI Suite no funciona muy bien aún en Windows 7 y el Nokia Updater (para actualizar el firmware de teléfonos Nokia no es compatible con Windows 7, hay que ejecutarlo en modo compatiblidad con XP). Es como raro: no es fácil actualizar un móvil de Nokia en un ordenador de Nokia.

Entonces me quedó claro: desde el punto de vista de software el Booklet 3G no me da valor adicional alguno si lo comparo con otros equipos similares (y mucho más baratos). ¿El hardware tal vez?

, aquí es donde hay algunas diferenciaciones importantes entre lo que puedes obtener por menos precio y lo que te da Nokia, el conjunto de estos cuatro elementos:

  • Batería de larga duración
  • GPS integrado
  • Conectividad
  • Excelente teclado
  • Buen diseño

Es una bendición tener un equipo que tenga una batería que dure tanto tiempo --entre 7 y 8 horas-- que me permite ir de un lado para el otro sin preocuparme de cargarle la batería, que tenga un módem 3G interno (meto un SIM con plan de datos y me olvido de su existencia, tengo internet cuando yo quiera y donde yo quiera).

El tema del GPS es interesante (en teoría) pero en la práctica aún le falta. La página de especificaciones del equipo dice que una aplicación de OVI Maps viene incluida pero yo no la encontré ni supe donde descargarla. Asumo que es un error que arreglarán a futuro. Pero más de una vez he estado en mi portátil con unas ganas locas de tener un sistema de posicionamiento integrado que me haga la vida fácil. Asumo que a medida que pase el tiempo tendremos más aplicaciones que soporten el componente interno.

...y todo esto combinado con un equipo que no es feo, de hecho es bastante bonito, muy bien construído, con materiales de calidad, que pesa poco, que tiene un excelente teclado (del cual tuve dudas al principio pero al usarlo me quedó claro que funciona bien). Ninguna netbook del mercado me ofrece eso, la Booklet sí.

Conclusiones

7/10

Pareciera que Nokia vuelve a repetir un problema que los ha representado por años en el mundo de los smartphones: un hardware excelente con un software que no logra aprovechar todos los componentes del equipo. Entiendo que hayan optado por el sistema operativo más usado del mundo, pero me parece que deberían optar por una versión propia de Linux como están haciendo ya con Maemo. o usar algo disponible ya en el mercado y construir encima de eso, tal vez Jolicloud. Nos hubiera encantado probarlo, de hecho, pero la empresa no nos permitió instalar otro sistema operativo (e insistimos mucho).

Aún así no es un mal equipo, no es rápido, no va a reemplazar un portátil, pero está por encima de una netbook, aunque considero que el precio aún es muy alto. Tal vez si costara 200€ menos le pondría mayor calificación.

Para quienes no quieren gastarse tanto dinero en el equipo seguramente las operadoras móviles de sus respectivos países la ofrecerán por unos 300€ con contrato a dos años.