Linus Torvalds, creador de Linux considera que el sistema operativo se ha hecho demasiado grande y pesado, por lo tanto lento, de acuerdo a algunas declaraciones hechas durante una mesa redonda en LinuxCon celebrada en Portland (Estados Unidos).

James Bottomley, moderador de la mesa e ingeniero en Novell, citó un estudio hecho por Intel en que se muestra que el desempeño general de Linux disminuye un 2% por cada actualización del kernel; en los últimos 10 años su velocidad ha disminuído un 12%, a lo que Torvalds respondió:

Estamos haciéndonos grandes y pesados y sí, es un problema.

Cuando se le preguntó acerca de los esfuerzos por parte de la comunidad para resolver el problema explicó:

Me encantaría decir que tenemos un plan, es decir, a veces es triste que ya no somos ese pequeño y super eficiente sistema operativo que imaginé hace 15 años, el kernel es demasiado pesado y cada vez que agregamos una nueva característica, es peor (...) Aunque siento que la estabilidad no es un problema; estamos encontrando bugs muy rápido.

Es lógico que a medida que Linux se va haciendo más conocido y lo usan más personas, hardware diferente, el kernel se haga más grande, pesado pero al mismo tiempo completo; aunque en una época donde la nube se vuelve más importante, tal vez sería importante que los esfuerzos de desarrollo del sistema operativo se centren en hacerlo lo más rápido posible en la mayor cantidad de equipos, aunque estos no tengan los componentes más rápidos.