Hace unos cuantos días les comentaba que Karoo, un ISP inglés, estaba sobrepasando sus límites y desconectaba a los usuarios que eran simplemente acusados de "piratas" antes de que se realizase cualquier tipo de juicio y sea comprobado por la justicia. Obviamente esta noticia recorrió el mundo y la mala publicidad que se ganó en cuestión de días fue algo increíble.

Al parecer los que toman las decisiones en la empresa se dieron cuenta de semejante aberración y decidieron salir a dar un comunicado donde explicaron que se estaban excediendo, que cambiarán sus políticas y que no desconectarán a nadie más a no ser que haya una orden judicial de por medio.

Esto es lo que dijeron exactamente desde la empresa:

Nosotros no suspenderemos más el servicio a no ser que recibamos una orden de la corte que nos informe que el dueño de los derechos de autor está tomando acciones legales. Esa será responsabilidad del sistema jurídico, no de Karoo.

Si bien pienso que está mal desconectar a los usuarios que descarguen material con derechos de autor, eso depende de la ley de cada país y no se puede hacer nada al respecto. Pero lo que estaba haciendo Karoo era un sinsentido. Al menos esta vez el juicio y la razón le ganaron a la idiotez que muchas veces pueden tener las empresas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.