cellscope

Un equipo de investigación estadounidense ha creado el CellScope, dispositivo móvil capaz de captar con su cámara “tuneada” la existencia de malaria, anemia o tuberculosis en una muestra de sangre. El aparato no es otra cosa que un Nokia del 2006 al que le “toquetearon” su cámara de 3.2 megapíxeles añadiendo varias lentes de microscopio y un diodo que emite luz brillante.

La idea es paliar la falta de microscopios y personal cualificado en países en vías de desarrollo donde la malaria o la tuberculosis hacen estragos y donde paradójicamente no tienen hospitales pero si redes de telefonía móvil totalmente funcionales.

Como imaginareis las ventajas son varias, por ejemplo la facilidad para diagnosticar y lo barato del invento. Comentan también que ahora se encuentran trabajando en la creación de un microscopio móvil.