209976.jpg

¿Odia usted a alguien y se está haciendo pasar por esa persona en redes sociales? -- ¿ha creado un perfil en Twitter con el nombre de aquel que le molesta tanto-tanto-tanto-tanto-tanto y lo deja en ridículo? -- tal vez debería tener más cuidado.

Tanya Maree Quattrocchi, australiana, aceptó haber suplantado la identidad online de Diana DeGarmo, una cantante del reality show American Idol de quien aparentemente está obsesionada. También obtuvo algunos e-mails de la familia de DeGarmo a quien mandó relatos sexuales inventados.

La justicia australiana la ha condenado a dos años, dos meses de cárcel; no me sorprendería que se convierta en precedente para casos similares en otros países.