Nicolas Sarkozy se dirigió ayer al Parlamento, que se reunió ayer en Versalles, y se convirtió en el primer presidente desde 1848 en hacerlo, cuando Luis Napoleón Bonaparte prestó juramento en la II República. En ese memorable momento, entre otras cosas, el actual presidente francés estuvo hablando de la ley HADOPI, que pretende desconectar a los "piratas" después de 3 avisos.

Para el que no lo sepa, esta ley fue declarada inconstitucional y se frenó, pero como bien explicó Inti en un post al respecto, parece que una de las características de la democracia es tratar, tratar y tratar de promulgar una ley hasta que haya quórum.

Estas fueron algunas de las palabras que utilizó Sarkozy:

¿Cómo puede haber áreas donde no haya leyes en nuestra sociedad? ¿Cómo puede uno declarar simultáneamente que nuestra economía está regulada cuando internet no lo está? ¿Cómo podemos aceptar las reglas que se aplican a nuestra sociedad si no hay ninguna en internet? Defendiendo los derechos de autor yo no sólo defiendo la creación artística, también defiendo mi idea de sociedad libre donde la libertad de todos está basada en el respeto por el otro. También defiendo el futuro de nuestra cultura, que es el futuro de la creación.

Finalmente, aseguró que hará todo lo posible para implementar la ley HADOPI.

Muchas veces me da gracia cuando leo políticos hablar con respecto a Internet, un mundo que no comprenden en absoluto. Sarkozy habla de defender la creación y la cultura, además de los artistas, pero los mismos artistas o al menos una gran parte de ellos, no están en contra de las descargas en la red, están en contra de la desconexión de los usuarios y mucho menos de leyes como las que dictan que una mujer de los suburbios debe pagar US$1.92 millones por compartir 24 canciones a través del Kazaa.