**Evgeny Morozov** de **Foreign Policy** considera que **[Twitter](http://twitter.com)** es un [peligro potencial](http://neteffect.foreignpolicy.com/posts/2009/04/25/swine_flu_twitters_power_to_misinform) para aumentar la paranoia relacionada a la gripe porcina. No se trata, necesariamente, de culpar a una herramienta por los usos que le dan, considera que son las limitaciones implícitas del servicio que lo hacen así.

140 caracteres, según el autor del artículo, no son suficientes para dar todo el contexto de la noticia, así mismo, la facilidad de *retwitear* puede repetir demasiadas ocasiones una noticia que es falsa o amarillista.

Aunque es posible que los 140 caracteres efectivamente dificulten contextualizar una noticia, **Morozov** no toma en cuenta dos cosas: el **poder de la comunidad**, que creo que está bastante atenta a la publicación de noticias falsas y que toda la contextualización necesaria **puede darse por medio de un enlace**. De hecho [yo mismo creo](http://twitter.com/earcos/status/1623703940) que es importantísimo enlazar fuentes de lo que dices, con respecto a este tipo de noticias, para darle peso a la información.

Es cierto que si comparamos el uso de **Twitter** como herramienta para informar sobre una epidemia, resulta bastante limitada si se la compara con la herramienta para [seguir tendencias de gripe en **Google**](http://www.google.org/flutrends/); pero eso no la hace menos válida, menos importante o más peligrosa. No se necesita estar en Twitter para publicar información falsa y/o descontextualizada.

Vía: [Slashdot](http://tech.slashdot.org/article.pl?sid=09/04/28/000200&from=rss)