eluniversal.jpg

Parece que atacar a las redes sociales vende. Me recuerda a aquellas épocas en que los medios tradicionales atacaban:

  1. Al rock, decían que era satánico.
  2. A los videojuegos, culpables de que la juventud no estudie.
  3. A Grand Theft Auto, causantes de violencia en el MundoReal.
  4. A Counter Strike, culpable del asesinato de 15 personas en Winneden, Alemania.
  5. A los teléfonos móviles, causa de adicciones.
  6. Al Internet, causante de las adicciones digitales.

...y así, podría pasar horas escribiendo ejemplos y enlazando a miles de notas amarillas a lo largo del tiempo en donde se acusa al cuchillo del asesinato.

El Universal vuelve al ataque de las redes sociales (que parece que ya no son culpables de los secuestros o extorsiones), ahora resulta que son el mal causante de perder la sensibilidad ante desgracias ajenas y de que los estudiantes vean su rendimiento escolar perjudicado.

Con respecto a la pérdida de la sensibilidad, el artículo tiene algunas perlas, como estas:

  • Abusar de Facebook puede afectar al desarrollo de emociones humanas como al comprensión o la admiración

  • Tras leer por enésima vez que otro de nuestros 300 contactos en Facebook ha tenido un día de perros, somos incapaces de sentir nada ni de compadecernos por esta persona

  • Pero el ritmo de Facebook, donde cada usuario tiene una media de 120 amigos y 20 millones de personas actualizan su estatus al menos una vez al día, no parece dejar demasiado tiempo para compadecerse de la desgracia ajena o alegrarse del éxito de otros.

Con respecto a lo académico, dicen que un estudio de la Universidad de Ohio determinó que no estás en la red social le dedicas 11 horas semanales a los libros, pero que si estás en Facebook apenas 1 a 5 horas.

Me parece sumamente fuerte que haya un solo factor para que un estudiante disminuya tanto sus horas de estudios, pero en caso que fuera cierto, ¡¡la culpa no es de Facebook!!, es del estudiante irresponsable que no sabe administrar sus horas de los estudios. Antes el culpable lo tenía la TV, después fue Internet, hoy es Facebook, mañana seguramente será Twitter.

Pero seguiremos leyendo artículos amarillistas, irresponsables, de poca investigación y con nulo criterio de medios tradicionales que parecen tener una fascinación especial y negativa por cualquier cosa relacionada al Internet.

¿Por qué será?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.