Una delegación de políticos estadounidenses liderados por John Boehner llegó a Irak ayer y esta especie de misión secreta estaba yendo a la perfección hasta que el republicano Peter Hoekstra envió un mensaje a Twitter que decía:

Recién aterricé en Bagdad. Creo que es la primera vez que tengo servicio en la BB [BlackBerry] en Irak. Hice 11 viajes.

Al parecer el hombre no se enteró que Twitter es una red social en donde lo siguen más de 3,000 personas.

Como explican en Webmare, no está claro si Hoekstra rompió alguna ley al informar de esta misión, pero sin duda se habrá comido alguna cagada a pedos porque un miembro del Comité de Inteligencia no puede hacer semejante idiotez.