telefonia-celular-mexico

Se debe terminar con la venta indiscriminada de teléfonos celulares sin que el comprador sea registrado en una base de datos, pues con esos aparatos se extorsiona o se organizan secuestros.

Estas palabras de Meyer Klip Gervitz, titular del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia del DF, explican de manera contundente lo que la impopular iniciativa de Ley pretendía lograr en lo que hoy pasa a formar parte de la Ley Federal de Telecomunicaciones.

A partir de 60 días entrará en vigor formalmente el decreto que obliga a los prestadores de servicios telefónicos a contar con huellas dactilares y documentación de todos los que adquieran telefonía celular (móvil), además de tener archivos de 12 de meses de registros detallados del movimiento hecho con el equipo.

Así que los días de comprar un teléfono en el Oxxo en un par de minutos están por terminar, desde su concepción, los operadores declararon que esta reforma aumentaría la burocracia y no resolvería la delincuencia relacionada, cosa que comparto a medias, es verdad que a los más entendidos esto supondrá apenas una molestia menor, pero seguro que desanima a más de uno de intentar usar un teléfono celular como medio de extorsión.

Lo que considero un riesgo implícito, es la información tan importante que ahora tendrán las telefónicas de nosotros, el registro de nuestros movimientos fácilmente podría interpretarse como una invasión a la privacidad. En lo personal no me molesta demasiado, pero definitivamente no es una medida que me entusiasme.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.