Le corto el dedo con el que escribe los SMS, simple solución. Esta niña de California de 13 años, llamada Reina envió nada menos que 14,528 mensajes de texto en un mes a través de su celular porque estaba "aburrida" (¿dónde quedaron los libros, paseos, salir con amigos? "Los chicos de ahora…", diría mi abuelo).

Su padre, quien es un periodista del periódico local de la ciudad hizo la cuenta y determinó que la muchacha envió 484 mensajes por día. Exactamente uno cada dos minutos (por favor, llamen a un psicólogo que saque de circulación a esta niña).

Por suerte su padre le había pagado a AT&T un plan de mensajes ilimitados porque sino le hubieran cobrado nada menos que $2,905.60 y ahí si, le clavaba un lápiz (perdón es que volvió 24).

"Nada más lindo que la juventud...".