Oficiales paramilitares de Napoles encontraron nada menos que una pistola camuflada dentro de un móvil después de una redada contra la mafia local.

Las balas salían de la antena y se utilizaba el teclado del móvil para ser disparada. Dentro tenía balas calibre .22, las cuales se ubicaban a la altura de la pantalla y se disparaba presionando los números desde el 5 hasta el 8. Podía disparar hasta cuatro balas en cuestión de segundos y se recargaba girando el teléfono.

Enlace: Naples police find a gun disguised as a mobile phone