La cámara de un carro de policía captura la caída de un meteorito un poquito más grande de lo "normal" sobre Edmonton, Alberta (Canada)

Vía: Laughing Squid