Muchos usuarios están empezando a temer todo lo que puede llegar a saber Google sobre nosotros. Con la homogenización de sus servicios (lector de feeds, correo, video, red social, etc., etc., etc.) la información que puede recolectar la empresa sobre nuestros gustos e intereses es muchísima.

Al parecer Google escuchó las quejas de sus usuarios y, para sacarles un poco la paranoia (sino recuerden a los alemanes) redujo el tiempo de almacenamiento de IPs a la mitad. Anteriormente los números IPs se guardaban durante un período de 18 meses y ahora pasó a 9 (lo cual también me parece una exageración).

La empresa de Mountain View hizo esto por un pedido de organizaciones europeas que explicaba que los buscadores de internet no tenían ningún tipo de razón lógica para almacenar los datos de sus usuarios por más de seis meses (digo amén a eso).

Mientras estamos contentos de que esto lleve a alguna mejora adicional en el área de la privacidad, también estamos preocupados por la potencial pérdida de seguridad, calidad e innovación que podría provocar tener menos datos almacenados”, explicaron a través del blog oficial.

No sé ustedes, pero yo le doy muchísima más importancia a mi información personal y los lugares que visito y navego que la calidad del servicio que puede llegar a perder Google con esta reducción.

Foto: Modern life is rubbish