Aerial de Kate Bush. Lanzado el 8 de noviembre, 2005 por la disquera Columbia. Comprar en Amazon.

Los fans de Kate Bush son como los del programa de televisión Lost [Perdidos], analizan todo a detalle, intentando sacar pistas e interpretar todo. Me pregunto qué pensarán de Aerial, su nuevo disco después de 12 años de mantenerse en silencio, para mi que llevo años escuchándola, resulta sumamente satisfactorio, pero sobre todo adictivo.

¿Por qué? -- Kate Bush tiene la virtud de llenar de texturas sus canciones, todas en armonía, cambiantes, profundas, largas; ninguna canción es contraria a la otra pero practicamente se siente el estado de ánimo cambiante de Bush mientras componía y producía cada uno de los temas. El álbum está dividido en dos, para los que compran discos, este viene en un paquete de dos CDs, el primero llamado A Sea of Honey es una colección de 7 canciones individuales que van desde el rock hasta momentos se escucha Bush y su piano, o su voz, una sencilla guitarra junto a un coro muy sutil y suave, casi folk. La segunda parte, Sky of Honey es una seria de 9 canciones conectadas entre ellas de forma muy conceptual y casi progresiva, esta sección fue co-producida con Del Palmer.

Aunque la primera sección es excelente y dos o tres de sus canciones se convertirán en favoritos de todos los tiempos del trabajo de Bush (sobre todo King of the Mountain, Mrs. Bartozzoli y A Coral Room) es la segunda sección del disco la cual resalta. Te lleva de la mano por 24 horas "comprimidas" en 40 minutos de música romántica, atmosférica, a veces con un sentimiento de inocencia/alegria y por momentos un extraño sentido de tristeza y madurez.

Lo mejor de Kate Bush es lo poco que le importa mezclar estilos de música y estados de ánimo, es posible que más que no importarle tiene una gran facilidad de hacerlo. Aerial en general es un gran disco para escucharlo de principio a fin especialmente Sky of Honey, varias veces me he visto a mi mismo en la calle, relacionando la música del disco con lo que mis ojos ven, todo en sincronía.