Llama la atención este artículo de El Universal en donde un senador priista acusa a Lopez Obrador de no respetar anuncios sobre reclamos de seguridad (los cuales yo no he visto). Eso no es lo importante, sino que el jefe de gobierno capitalino dice que hay un nuevo complot [compló, mejor dicho] en su contra:

Al presentar un punto de acuerdo, que fue considerado de urgente y obvia resolución, el senador priista Mariano González Zarur dijo que esa ha sido la respuesta con la que López Obrador ha intentado desacreditar a la organización "México Unido contra la Delincuencia".

El organismo tiene spots televisivos que muestran "la realidad de quienes han visto su libertad y su seguridad hurtadas", agregó.

Recordó que el 15 de julio, López Obrador criticó dicha campaña y dijo que se trata de un complot más en contra de su gobierno, lo que González Zarur calificó de desatino y ataque a uno de los mejores aliados que hay en la lucha contra el crimen.

La verdad es que al PRI yo no le creo nada; si los priistas me mostraran un globo de color amarillo y me dijeran "Eduardo, esto es un globo amarillo" aún tendría serias dudas. Por lo mismo es posible que AMLO haya dicho algo totalmente diferente pero el simple hecho que sea tan sencillo atacarlo con el tema de los complots dice mucho de Lopez Obrador.