VideoLan o VLC, mi reproductor de videos favorito ("toca" casi cualquier formato, es open source y está disponible en Mac, Windows y Linux) está en serios problemas y podría desaparecer debido al tema de las patentes de software.

La unión europea acaba de aprobar una directiva que permite las patentes de software, violando reglas y procedimientos democráticos debido a presiones de grupos y empresas multinacionales. Los únicos afectados somos los usuarios; VLC no copió de ningún otro programa, más bien usa técnicas y usos comunes en otros softwares disponibles actualmente y que han patentado sus usos.

Los desarrolladores del VLC creen que las peticiones como estas desgraciadamente no son suficientes. Es necesario que los ciudadanos europeos contacten a sus representantes políticos e intentar, de alguna manera educarlos sobre las razones por las cuales las patentes de software no son una buena idea y que deben de votar en la sesión de parlamento en su contra.

Más información aquí.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.