Parece que la última moda en vacaciones con dosis de aventuras extremas es ir a Noruega y matar crías de focas. La temporada de caza de estos animales empezó en Enero, generada por una gran presión por parte de los pescadores de ese país ya que ellos las culpan de causar una supuesta devastación de las reservas marinas del Mar del Norte.

Algunas compañías ya están ofreciendo vacaciones tanto a expertos cazadores como a principiantes, aprovechando la actual relajación de las leyes de caza. NorSafari está anunciando viajes en Internet a partir de  1.400 coronas – unas 110 libras esterlinas - por un día de caza y una foca. El precio sube hasta las  8.200 coronas, o 650 libras, por cuatro días y dos focas de garantía.

Este es el sitio de NorSafari, aquí pueden ver las fotos (no muy agradables) de algunas crías de focas muertas y exhibidas como trofeos de caza, sangre inicluída. El artículo en AnimaNaturalis es una traducción de este, pero ellos también han puesto unas plantillas de texto como protesta (en inglés y en español) para enviar por email, también invito a escribir directamente a los salvajes: norsafari@norsafari.com, (email de la empresa que hace estos tours).

Marta en Elástico.net comenta al respecto, la carta que esribió a algunas agencias y la respuesta (nada interesante) que recibió de algunas.

(Vía Escolar.net).

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.